31 Agosto 2007




Siendo hija de entusiastas del conjunto murciano de la Liga ACB, a Ángeles no le iba a quedar más remedio que continuar con esta afición familiar. Para ello, sus padres se han acercado a las oficinas del Polaris World C.B. Murcia para solicitar su carné de simpatizante, con el objetivo de que en un futuro sea ella misma la que refrende el deseo de sus progenitores.

Y es que algún día Ángeles sabrá que nació el fin de semana que los de Manolo Hussein se medían en el Palacio de Deportes al Caja San Fernando de Manel Comas, curiosamente el técnico antecesor del grancanario al frente del banquillo murciano. Y que su padre, Pedro, presenció ese encuentro casi dormido -por las emociones vividas durante esos días-, pero con la suficiente fuerza para rendirle un homenaje a su pequeña.

Por tanto, durante dicho choque portó una pancarta –apoyada por sus compañeros de la Zona Pimentonera- en la que se podía leer: “La aficionada más joven del C.B. Murcia se llama Ángeles… y nació ayer”. El hecho no pasó inadvertido para los medios de comunicación, pues tanto 7RM (Televisión Autonómica de Murcia) como Ballesta en su artículo de La Verdad, dieron cuenta del bonito gesto.

Todo ello responde a un deseo que a Pedro con frecuencia le había rondado en su cabeza: “La idea era que desde chiquitita tuviera relación con el baloncesto. Siempre había pensado que si tenía un hijo o una hija le metería en vena esta pasión”, porque su afición perdura desde que contaba con once años y le regalaron “una entrada en mi colegio. Desde entonces, recuerdo que me impresioné con el partido que vi y desde ese día, en el año 88, le dije a mis padres que quería seguir viniendo a ver el baloncesto”.

En la misma línea, este integrante de la Zona Pimentonera afirma que la primera vez que vio reír a su hija, fue cuando “a la semana de nacer, le puse la bufanda del equipo a su lado mientras dormía para sacarle una foto. Fue ponérsela y esbozar una sonrisa que… me dejó flipado”.

Tanto tiempo apegado a este equipo le ha permitido reunir diversas anécdotas, entre las que destaca una: “Recuerdo cuando vi a Randy Owens comprando el periódico en el kiosco que había frente a mi colegio, porque fue el primer ‘negro’ que vi en mi vida en directo, además era un tío enorme”.

En definitiva, Serrano espera que su hija siga sus pasos y disfrute con el gran espectáculo que ofrece el baloncesto ACB y más concretamente, el Polaris World C.B. Murcia. No obstante, ya tiene el mérito de haber enganchado a su mujer, Mari Carmen Martínez, la cual no comprendía cuando lo conoció que prefiriera “ir a un partido que a una cena con los amigos”. Ahora son, también en la grada, almas gemelas.
fuente

Polaris World C.B. Murcia