30 Agosto 2007




Al igual que el martes comparecían Jimmie Hunter y José Antonio Marco Gaona ante los medios de comunicación, esta mañana hacían lo propio Diego Fajardo e Ivan Opacak. Como entonces, el presidente del Polaris World C.B. Murcia, Salvador Hernández León, fue el encargado de presentarlos, destacando que “son dos de los jugadores en los que confiamos para tener una temporada lo más tranquila posible”.

Por su parte, el técnico del conjunto ACB, Manolo Hussein, lo tiene claro: “Son dos jugadores que tienen hambre”.

Diego Fajardo: “Soy español y quería volver a jugar aquí”

“He estado durante diez años en Italia, me fui con 20 y volví con 30. Yo creo que en el baloncesto hay etapas… allí he jugado en equipos de mucho nivel y en Euroliga, pero soy español y quería volver a jugar aquí”, alegaba el pívot tinerfeño, mientras explicaba cómo se decantó por Murcia: “El Polaris mostró mucho interés en mi desde el año pasado y las cosas que me han planteado siempre han estado muy claras”.

El interior canario ha firmado por dos temporadas con opción a otra, algo que sin duda valoró, porque “quería crecer con el equipo y con un proyecto como el de Polaris”. Por otro lado, piensa que “la meta principal es salvarnos”.

Fajardo se define como “un jugador de equipo y polivalente”. “Puedo ayudar en varias facetas de juego, porque tengo facilidad para adaptarme a las circunstancias”, concluye.

Ivan Opacak: “Hacía tiempo que buscaba la ACB”

Con mucha timidez, el alero bosnio –con pasaporte croata- comenzó su intervención disculpándose por no dominar el idioma: “Llevo sólo quince días aquí y ya me encantaría hablar español”.

Opacak ha sido contratado por una campaña, en la que espera que sea “un gran año”, porque “hay muy buena gente en el equipo”. Además, ha reconocido que “hacía tiempo que buscaba la ACB y ésta era una muy buena oportunidad”.

Según Manolo Hussein, el ‘55’ polarista es “un jugador completo, que tiene muchas facetas positivas de cara al equipo. Además, su concepción del juego es bastante parecida a la de España. Es un trabajador nato, disciplinado y entrenable, aunque seguro que paga –como todos- el peaje de la adaptación”.
fuente

Polaris World C.B. Murcia