Lidia Rodríguez y Sergio Galán, dos de los karatekas con más futuro del panorama internacional y estudiantes de la UCAM, se muestran decepcionado tras conocer que su deporte sólo será olímpico en Tokio 2020

22 Febrero 2019

Tokio 2020 será un ‘hola y adiós’ para el kárate en los Juegos Olímpicos, al menos de momento. París 2024 ya ha anunciado el listado de deportes y el arte marcial japonesa se ha quedado fuera. La noticia ha estallado en el seno del equipo español, repleto de jóvenes que, aunque no renuncian a estar en Japón, tenían sus sueños enfocando hacia los aros olímpicos sobre la Torre Eiffel.

Dos buenos ejemplos del sentir de este deporte son Lidia Rodríguez y Sergio Galán, ambos muy jóvenes y estudiantes de la UCAM. Los dos tienen categoría suficiente para estar en Tokio 20 pero juegan con la baza en contra de que sólo se permite un competidor de kata por país lo que les complica mucho el billete olímpico.

Lidia asegura que la noticia es mala para el deporte español porque “tenemos en el ránking mundial a una número 1 (Sandra Sánchez) y a un número 2 (Damián Quintero). Somos una potencia a nivel mundial y a mí personalmente cuando nos dieron la noticia se me encogió el corazón porque es un sueño que se va. Tienes unas ideas de futuro que se han ido”.  

 

En la misma línea, Sergio Galán refleja las sensaciones entre los integrantes de la Federación Española: “Es un palo muy grande. No nos lo esperábamos. No nos han dejado vernos en unos Juegos y ya nos están echando. Pero bueno, el kárate ha llevado muchos años sin ser olímpico y seguirá existiendo. Haremos todo lo posible para que en el futuro vuelva a los Juegos Olímpicos”.

Y eso que todo apuntaba a que el kárate tenía opciones de consolidarse como deporte olímpico ya que en las últimas competiciones internacionales había demostrado un crecimiento espectacular tal y como recuerda Lidia Rodríguez, que piensa que los motivos de su exclusión para París 24 pueden ir más allá de los meramente deportivos: “Creo que es un tema de patrocinio. En el Mundial de Madrid hubo 1.200 deportistas de 131 países diferentes. Este deporte mueve a mucha gente. Igual lo que falta es un patrocinio potente que sí tienen otros deportes”.

 

Kárate y estudios, una combinación posible gracias a la UCAM

Lidia Rodríguez y Sergio Galán pueden compaginar el deporte de alto nivel y los estudios universitarios gracias al modelo de la UCAM de tutorización personalizada que les permite planificar su carga lectiva en función de sus entrenamientos y competiciones. Lidia, que estudia el Grado en Educación Infantil, afirma que aunque “está siendo muy complicado porque este año tenemos muchas competiciones internacionales y se hace más difícil compaginarlo, lo cierto es vamos avanzando. Gracias a la UCAM he podido continuar con mis estudios y no dejarlos de lado”.

Galán por su parte pone en valor una figura clave en este modelo, que es la del alumno tutor, un estudiante del mismo grado que el deportista, que le va resolviendo dudas y le va orientando en el día a día: “La UCAM me pone muchas facilidades, entre ellas un alumno tutor que es genial y que me ayuda mucho”.