Tras conseguir la medalla de bronce, la nadadora reconoció que lo había dado todo y que al terminar "no me quedaban más fuerzas en mi cuerpo"

07 Agosto 2016

La primera medalla española en Río 16 llegó de la mano de Mireia Belmonte que se impuso en unos emocionantes 50 metros finales a la británica Hannah Miley por apenas unas centésimas. Tras la prueba, la nadadora comentó a la prensa que se había notado "algo cansada, pero al final he visto a tiro la lucha por el bronce y lo he dado todo hasta el final. Al terminar, no me quedaban fuerzas en mi cuerpo". 

Sobre el último 50 en el que consiguió pasar de la cuarta a la tercera blaza, Mireia reconoció que había sido "agónico. En los últimos siete metros no he respirado, lo he dado todo, he metido la mano y he pensado 'que sea lo que Dios quiera'". Ya en Londres 12, Belmonte fue la encargada de abrir el medallero español. Ahora, espera que "esto abra la puerta a más medallas para España y logremos batir el récord de Barcelona 92".

Del resto de pruebas que le quedan por disputar, Mireia Belmonte avisa que no quiere mostrar preferencia por ninguna: "Hay que lucharlas todas por igual".

FOTO: Comité Olímpico Español