- El piragüista de la UCAM Saúl Craviotto y su compañero Cristian Toro se impusieron con solvencia en la final
 
- Sete Benavides rozó el bronce en C1 200
18 Agosto 2016
Buena jornada matinal para el deporte español en los Juegos Olímpicos de Río 16 que ha conseguido una nueva medalla de oro con la pareja formada por el palista de la Universidad Católica de Murcia Saúl Craviotto y su compañero Cristian Toro que se impusieron de forma contundente en la final de K2 200. Al tratarse de una prueba de velocidad, más que la estrategia contó el estado de forma y la fortaleza y ahí los españoles estuvieron mejor que cualquiera de sus rivales y eso que no salieron en buena posición. Poco a poco fueron remontando puestos hasta colocarse primeros a falta de 50 metros. A pesar de que sus rivales intentaron darles caza, ya no cederían ni un centímetro para llegar a la meta en primera posición. La plata fue para los británicos Liam Heath y Jon Schofield y el bronce para los lituanos Aurimas Lankas y Edvinas Ramanauskas. 
 
A punto estuvo la jornada de ser redonda para el piragüismo español ya que Sete Benavides  rozó el bronce quedando cuarto en la final de C1 200 a tan sólo unas milésimas del tercer clasificado, el brasileño Isaquías Queiroz Dos Santos. El palista balear de la UCAM repite así el diploma olímpico que ya consiguiera en Londres 12. 
 
Foto: Comité Olímpico Español