Sandra Sánchez y Lidia Rodríguez se disputaron el oro en el regreso oficial al tatami tras más de siete meses

07 Octubre 2020

El kárate dio el pistoletazo de salida a nivel competitivo tras más de siete meses de parón de la mano de la Liga Nacional Iberdrola, que reanudó su actividad con una tercera jornada que se saldó con cinco metales a los karatecas de la Universidad Católica de Murcia.

El atractivo principal fue el duelo en la final de kata femenina entre Sandra Sánchez,  número 1 de los rankings mundial y olímpico, vigente campeona del mundo y cinco veces campeona de Europa; y Lidia Rodríguez, campeona de Europa por equipos y subcampeona del mundo por equipos. La final coronó de nuevo a Sandra Sánchez con 28 puntos frente a los 26,60 de una gran Lidia Rodríguez. Ambas ofrecieron un espectáculo memorable en el regreso al tatami de las dos karatecas y poniendo ambas a la UCAM en la cumbre del panorama nacional.

Sandra Sánchez, estudiante del Máster en Alto Rendimiento Deportivo en la UCAM, manifestó su alegría por el retorno a la competición y por la victoria: “Hemos vuelto a la competición, por fin, después de más de siete meses en los que hemos tenido que vivir tantas cosas. Se juntaban la ilusión, las ganas y la emoción de salir al tatami. Ha sido bajo muchas medidas de seguridad y hemos competido con mascarilla, pero lo importante era que la competición acabase y, después de tanto tiempo de trabajo, poder mostrar nuestros katas y ha sido con un buen resultado”.

Lidia Rodríguez, estudiante del Grado en Educación Infantil en la UCAM, valoró positivamente tanto la vuelta al tatami como la oportunidad de estar a la altura ante Sandra:”Ha sido una final disputada con Sandra y es un orgullo para mí poder hacer finales con ella e ir acercándome un poquito a ese nivel en el que ella está, que es súper alto”. Hemos vuelto con mascarillas, eso sí, y con mucha protección. Estoy deseando seguir compitiendo y que volvamos poco a poco a la normalidad, pero estoy muy contenta de haber sentido esa adrenalina que tanta falta nos hace a los deportistas y que tanto nos llena por dentro. Estoy muy agradecida a la Federación Española de Kárate, a Iberdrola y a la UCAM, que tanto nos apoya”.

Además, nuestros deportistas conquistaron tres medallas de oro más. Sergio Galán subió a lo más alto del podio de kata masculino, confirmando su gran estado de forma, su disciplina y el trabajo realizado en el parón. En cuanto a la modalidad de kumite, Carlota Fernández Osorio se llevó el oro en la categoría de -55 kg y Adriana Gil brilló en la final de -68 kg para hacerse con otro primer puesto y cerrar así el palmarés universitario de la UCAM en esta competición: Cuatro medallas de oro y una de plata.