En su segunda temporada en la Liga Femenina 2, las universitarias marchan cuartas con un balance positivo (6-2) que les permite ser, de momento, el equipo revelación

24 Noviembre 2015

UCAM Jairis está en un momento dulce. Cuarto clasificado, grandes partidos disputados y muy buenas vibraciones en su juego. La próxima semana, la Liga Femenina 2 supera el primer tercio de la competición. Ocho son ya los partidos disputados, y de ellos sólo ha perdido dos el UCAM Jairis, curiosamente ambos en su casa, frente a Picken Claret y Femení Sant Adriá. Un balance 6-2 que sitúa a las de Alcantarilla en la cuarta posición de la clasificación a tan sólo una victoria del líder Alcobendas, que desde esta pasada semana ya no está imbatido tras caer con las de Victor Verdú, que regresaron de Madrid con una victoria en la prórroga con un marcador altísimo (92-97). 

La pasada temporada a estas alturas de la temporada UCAM Jairis contaba con apenas una victoria y siete derrotas y finalizó la campaña en novena posición, con un balance de siete victorias (una más de las cosechadas hasta ahora) y 15 derrotas. ¿Qué ha cambiado en apenas un año?. La plantilla sólo ha variado en tres jugadoras. La norteamericana Jamie Lynn Bresnahan está teniendo un rendimiento discreto, si bien ayuda en todas las facetas del juego sin llegar a realizar un trabajo sobresaliente en ninguna de ellas; Alejandra de la Fuente hace valer sus 193 cm, su facilidad para el rebote, su capacidad de distribuir juego desde el poste alto y su juego desde el poste bajo, y con poco más de 20 minutos en pista lograr cerca de siete rebotes por partido, algo más de seis puntos y mucha intimidación a las rivales. Sabina Burguera ha ido de menos a más para terminar por hacer valer su físico atlético en ambos lados de la cancha y ayudar tanto en anotación como en defensa y rebote. Ninguna de las tres es una estrella y, sin serlo, están colaborando decididamente en la mejora del equipo.

Las jugadoras que permanecen del año han dado un paso al frente a nivel individual gracias a la mejora colectiva que les está dando más confianza. Isabel Pérez asumió desde el primer día su rol de jugadora más importante del equipo y está siendo decisiva con sus 15 puntos por partido (quinta máxima anotadora de la liga), ocho rebotes y más de 15 de valoración. Vicky Robles está anotando este año con más facilidad que el año pasado gracias a su mayor confianza en el tiro, algo a lo que contribuyen los buenos tiros liberados que recibe de Alejandra de la Fuente desde los postes o los que recibe de Isa Latorre, auténtica jugadora revelación no sólo del equipo, sino también de la liga. Latorre, con apenas 19 años y en su segundo año senior, ha dado un salto de calidad espectacular, haciéndose con las riendas del equipo y el control de los ritmos de partido. Es la mejor pasadora de la liga con 4,5 asistencias por partido, la que más balones roba (3,1) y la que más minutos juega de toda la liga (casi 36 por partido). 

Esta mejoría también pasa por el trabajo en el banquillo, donde se ha notado la experiencia acumulada durante la pasada campaña. Así lo reconoce Victor Verdú, entrenador de UCAM Jairis, ya que ahora conoce mejor a los rivales, lo que “ayuda a preparar mejor los partidos y da seguridad a las jugadoras, especialmente en los finales de partido”, afirma. No obstante, para el entrenador de Alcantarilla en esta temporada “lo más importante está siendo la actitud y el compromiso que están demostrando las jugadoras. Todas han entendido y asumido su rol, interiorizando el principio que establecimos en pretemporada: que los intereses colectivos estuviesen por encima de los intereses individuales”, sostiene. 

Otro salto de calidad ha tenido lugar en la preparación física. Esta temporada Verdú puede dedicarse exclusivamente a los aspectos técnico-tácticos al recaer en manos de Mavi Sánchez, preparadora física y jugadora del equipo, la planificación del trabajo físico. “Tenemos la suerte de contar con una de las mejores preparadoras físicas del panorama nacional. Mavi se encarga de la planificación de las cargas y del trabajo que se realiza en el gimnasio. Ahora controlamos más las cargas, hacemos trabajo específico y trabajo estructurado y ordenado de fuerza, velocidad y resistencia... y además, las jugadoras están muy comprometidas con ello”, reconoce el entrenador del equipo revelación de LF2. Otro aspecto positivo es les están respetando las lesiones. “Hemos sufrido molestias físicas y algún que otro susto, pero nada grave. Dedicamos bastante tiempo al trabajo físico de prevención, que esperemos de sus frutos”, afirma Verdú, quien considera que su equipo está “en una dinámica positiva que ayuda a dar confianza, pero todavía es pronto para determinar el nivel real de este equipo”, concluye el técnico. 

Quedan aún dos tercios de temporada. El tiempo dirá si la excelente racha de juego de UCAM Jairis ha sido un momento dulce pasajero o si se trata de un salto de calidad permanente en el juego de las de Alcantarilla.