Iván Aguilar y Pallarés, héroes del empate a dos en el Alfredo Di Stéfano, que da a los universitarios el primer ascenso a 2ªA de su historia

01 Junio 2016

Histórico ascenso el conseguido por el Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol. El empate a dos en el Alfredo Di Stéfano le otorga el honor de disputar, la próxima campaña, el campeonato nacional de Liga de Segunda A. Iván Aguilar y Pallarés adelantaron por dos veces a su equipo, que no sufrió en exceso ante un Castilla volcado todo el partido, pero que se topó con el rigor táctico y el compromiso de un equipo nacido para soñar.

El guion parecía escrito con anterioridad. Se presuponía el inicio del partido: control del balón del Castilla y mantenimiento del terreno por parte universitaria. Los hombres de Salmerón permanecían muy juntos para favorecer el trabajo defensivo y sacar de la cueva a los mirlos blancos para hacerles daño a la contra.

La primera opción del partido cayó del lado merengue: Tejero, con la derecha, mandó el balón al exterior de la red en los instantes iniciales del partido. El UCAM Murcia no se inmutó y dio la réplica con dos acciones de Iván Aguilar, una con la cabeza y la otra con la pierna derecha, que no encontraron portería.

El desarrollo del juego permanecía igual: fútbol adelantado y de riesgo para el Castilla, serio y táctico el UCAM CF, que cada vez que pisaba campo contrario parecía generar miedo en la zaga local. Y así, en un balón largo que los centrales no acertaron a despejar, Iván Aguilar aprovechó para batir a Carlos Abad de volea y abrir el marcador para hacer el 0-1.

El Castilla pareció tambalearse y el UCAM pudo jugar a partir de entonces algo más cómodo. Sin embargo, el talento blanco debía imponerse con el balón y así volvieron a llegar los acercamientos en botas de Mayoral y Llorente. En la primera de ellas, además, Biel Ribas realizó una espectacular parada.

Nono I y Odegaard probaron sendos chuts lejanos antes de que Iván Aguilar consiguiera quedarse ante el portero en un mano a mano que no tuvo mayores consecuencias dado que llegó muy forzado y no pudo conectar bien con el balón. De ahí hasta el final de la primera parte, la mejor ocasión cayó del lado universitario: Góngora, de golpe franco, obligó a Carlos Abad a despejar un balón que le llegaba haciendo extraños.

El segundo periodo comenzó con el Castilla volcado. Las pérdidas de balón universitarias en el inicio del ataque permitieron que los blancos llevaran peligro sobre Biel Ribas, que tuvo que intervenir con mucho mérito nuevamente con un disparo de Llorente desde la frontal. Mariano, de falta, también lo intentó pero el balón se fue alto. El Castilla seguía insistiendo cuando llegaron los primeros cambios en ambos equipos: Álvaro para los locales, Julio de Dios para los visitantes. El refresco parece que le vino bien al conjunto entrenado por Ramis, pues apenas unos momentos después, un centro llegado desde la derecha lo remataba Mariano de cabeza, picado, para batir a Biel Ribas y subir el empate a uno al marcador.

Espoleado por el tanto de la igualada, el Castilla siguió al ataque en busca del 2-1 que empatara la eliminatoria. Sin embargo, y a pesar de que Lienhart casi lo consigue en una remate tras un balón rebotado, fue el UCAM Murcia el que tiró de coraje para hacer el 1-2. Manolo y Tekio, conexión murciana, brillaron en la derecha para servir a Pallarés un pase que solo tuvo que rematar para llevar la locura al banquillo visitante. La eliminatoria se ponía 2-4 y el Castilla necesitaba entonces tres tantos para subir a 2ªA.

El UCAM Murcia, por su parte, lo tenía todo de cara. Además, el gol de Pallarés le había dado tranquilidad y ahora abarcaba más porción de campo, por lo que Salmerón dio entrada a Josan con la intención de sentenciar el partido a la contra. No obstante, volvió a golpear quien parecía más abatido y el Castilla empató con un lanzamiento de falta directa de Mariano.

El 2-2 volvió a dar alas a los blancos, que se lanzaron al ataque trenzando jugadas rápidas que a menudo chocaban con el rigor táctico universitario. Josan, único referente arriba para los de Salmerón, buscaba en solitario aproximaciones que hicieran a su equipo ganar tiempo o, incluso rematar la eliminatoria a falta de pocos minutos. Así, el partido fue avanzando hasta la prolongación, de cinco minutos, y en la que el extremo de Crevillente parecía el único que podía llevar peligro sobre la meta de Carlos Abad.

El partido fue muriendo y solo la expulsión de Álvaro en el último minuto alteró el final. Y con el pitido del árbitro se desató la locura: ¡a Segunda A!

Ficha técnica:

UCAM Murcia CF: Biel Ribas, Tekio, Góngora (Marcelo, 89'), Pol Bueso, Fran Pérez, Checa, Manolo, César Remón, Pallarés (Josan, 74'), Iván Aguilar y Nono (Julio de Dios, 60').

Real Madrid Castilla: Carlos Abad, Tejero, Reguilón, Lienhart, Héctor (Enzo, 69'), Marcos Llorente, Odegaard (Cedrés, 69'), Febas, Borja Mayoral, Javi Muñoz (Álvaro, 59') y Mariano.

Árbitro: Galech Apezteguía, asistido en las bandas por Domínguez Rubio e Igor Garcés Bargada. Amonestó al local Febas (30') y a los visitantes Góngora (43'), Tekio (53'), Biel Ribas (55'), César Remón (76'). Expulsó a Álvaro en el +90'.

Goles: Iván Aguilar, 17'. Mariano, 61' y 75'. Pallarés, 66'.

Incidencias: unos 5270 aficionados presenciaron el partido en las gradas del Alfredo di Stefano, de los cuales unos 300 eran del UCAM CF.