Los universitarios caen en el tercer partido de cuartos de final de la Liga Endesa

01 Junio 2016

El UCAM Murcia vivió un duro despertar de su sueño de acceder a las semifinales de la Liga Endesa. Tras forzar el tercer partido el domingo en el Palacio de los Deportes, el Real Madrid arrancó el choque con un parcial de 14-0 que sería una dura losa a levantar para los universitarios. El buen hacer de Facundo Campazzo, que terminaría con 22 puntos y 24 de valoración, no sería suficiente para un equipo murciano que acabaría cayendo por 93 a 72.

El Real Madrid abrió el partido golpeando primero y con un parcial de 8-0 tomaba la delantera en el marcador. Las dificultades ofensivas del UCAM Murcia obligaban a Fotis Katsikaris a solicitar tiempo muerto transcurridos los primeros cuatro minutos. El entrenador griego no conseguía dar con la configuración más eficaz para los murcianos y los blancos seguían estirando la diferencia (14-0). Por fin llegó la primera canasta de la mano de Vitor Benite con un 2+1 pero Gustavo Ayón seguía liderando el ataque de los madrileños con 11 puntos. La vuelta a pista de Facu Campazzo con 5 puntos mitigó los problemas de los universitarios pero la superioridad blanca en el rebote (8 a 4) y desde el 4,60 (13 a 3) dejaba la diferencia en 18 puntos (28-10).

En el segundo cuarto la dinámica de inicio fue diferente. Los murcianos empezaron a anotar con una mayor fluidez pero los blancos seguían consiguiendo anotar con la misma asiduidad. El duelo entre Campazzo y Llull volvía a vivir un nuevo capítulo en el que el argentino llegaba a los 10 puntos y el español 9. La diferencia, sin embargo, no se movía con el paso de los minutos (39-21). Un triple lejano de Vitor Faverani abría un parcial favorable al UCAM Murcia de 4-0 lo que obligó a Pablo Laso a reincorporar a Gustavo Ayón. Los blancos mantenían su diferencia anotando casi exclusivamente tiros libres mientras que los murcianos tiraban de la imaginación de Facundo Campazzo (45-29). A dos minutos del final el Real Madrid volvió a imponer una marcha más en su juego y con un parcial de 7-0 amenazaba con romper el choque. Una técnica a Luka Doncic seguido de un triple de Facu frenó la sangría pero la diferencia quedó por encima de los 20 al final del segundo periodo (54-33).

Tras la reanudación, el UCAM Murcia volvía a sufrir en sus carnes el castigo de las faltas personales. Pasado el primer minuto de juego ya acumulaba un total de 3 y castigando a varios de sus jugadores importantes (Campazzo con 3). La aparición de Benite, segundo máximo anotador de los murcianos con 8 puntos, rebajaba la diferencia por debajo de los 20 (56-38) pero Jonas Maciulis devolvía el parcial de 5-0 a continuación. Los universitarios lo intentaban desde más allá del 6,75 pero la falta de acierto mermaba las posibilidades de remontada (63-37). Dos triples consecutivos de Kelati y de Wood encendían las alarmas en el equipo de Pablo Laso pero, al igual que en la ocasión anterior, eran rápidamente respondidos de la mano de Ayón y Sergio Llull. Una jugada de pizarra de Katsikaris ejecutada por Nemanja Radovic ponía el 68 – 45 a la conclusión del tercer periodo.

En el arranque del último cuarto el Real Madrid parecía no querer ninguna sorpresa y salió desde el primer instante como un ciclón. Pasados los primeros tres minutos el parcial era de 9-4 para los blancos lo que frenaron los universitarios con un tiempo muerto. Tras el parón fueron Campazzo y Moreira los que asumieron los galones ofensivos devolviendo el parcial anteriormente encajado. Llegado el ecuador del cuarto periodo el UCAM Murcia entraba en bonus y, pese a los intentos de remontada, las imprecisiones dificultaban su ataque (86-57). 5 puntos seguidos de Rojas acercaron a los universitarios a la barrera de los 20 puntos pero con menos de 3 minutos por jugarse ya era demasiado tarde. Los puntos de Moreira y Antelo en la recta final del choque decorarían un marcador que acabaría reflejando 93 a 72 para los locales.