El atleta burgalés pasó por el Centro de Investigación y Alto Rendimiento Deportivo del UCAM Sports Center para realizar pruebas encaminadas a planificar mejor sus entrenamientos y optimizar su puesta a punto para llegar a los Juegos Olímpicos de Río 2016

10 Noviembre 2015

Diego Ruiz (Burgos, 5/2/1982) es uno de los atletas UCAM que tratará de conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016. No lo tendrá fácil ya que su disciplina (1.500 metros) es una de las más exigentes a la hora de repartir pasaportes olímpicos. Por ello, y como deportista de la 'Universidad del Deporte' ha decidido aprovechar todas las posibilidades que se le brindan para mejorar su rendimiento y sacar mayoir partido a sus entrenamientos: "En la Universidad Católica de Murcia, los atletas tenemos la oportunidad de pasar por el Centro de Investigación en Alto Rendimiento del UCAM Sports Center. Aquí contamos con tecnología de última generación y el asesoramiento de investigadores encabezados Pedro Alcaraz que nos pueden ayudar mucho para mejorar y conseguir el objetivo de llegar a los Juegos Olímpicos".

Ya terminado en cuanto a competiciones este 2015, Diego Ruiz hace un balance positivo a pesar de que se perdió la gran cita de la temporada: "Este año ha sido bastante bueno. Estuve en el Campeonato de Europa de pista cubierta peleando con los mejores. En verano fui campeón de Europa por equipos en Turquía, que fue una experiencia nueva para mí. Sólo me faltó llegar al Campeonato del Mundo pero una pequeña lesión me paró justo en mi mejor momento de forma con lo que no pude mejorar mi marca personal tampoco".

A partir de ahora, la preparación del atleta burgalés tiene un objetivo claro: "Hay que hacer un estudio de la temporada completa de atletismo diferenciando objetivos principales y secundarios. este año hemos decidido centrarnos en el verano con el Campeonato de Europa y los Juegos Olímpicos. La preparación es más lenta pero diseñada más a conciencia".

Todo ello para llegar en el mejor momento posible a Río 2016. No hay nada más grande para cualquier deportista que estar en una cita olímpica: "A nivel competitivo propiamente dicho y ciñéndonos al 1.500 hay poca diferencia entre un Mundial y unos Juegos Olímpicos porque están los mejores. Si lo miras desde el sentido más amplio, los Juegos Olímpicos son más exclusivos porque se disputan cada cuatro años en la que se juntan además el resto de deportes olímpicos. La importancia y la relevancia de los resultados es mucho mayor en la sociedad y eso hay que valorarlo también"