03 Junio 2020

 

¿Cómo has pasado el confinamiento?  

El confinamiento lo he llevado de la mejor forma posible, al principio fue más duro, porque pasas de hacer vida normal a estar confinado. En mi caso me ayudó bastante el seguir trabajando desde casa ya que seguía manteniendo una rutina y en mis ratos libres busqué otras actividades que me ayudaron a estar entretenido. De no ser así seguramente me hubiese costado mucho más. 
  
¿Te subes todavía a la canoa de vez en cuando para dar unas paladas? ¿Lo echas de menos?  

Desde que me retiré han cambiado muchas cosas, en C1 me he subido en ocasiones contadas y es algo que sí echo de menos. Entreno al equipo universitario de C10 (canoa de 10 personas) y suelo salir a remar bastante con ellos para matar el gusanillo.
 
Cuando pusiste fin a tu carrera te trasladaste a Murcia y empezaste a trabajar en la UCAM ¿qué te aporta y como valoras el apoyo al deporte que se lleva a cabo desde allí? ¿cuál es tu misión en la universidad?   

Cuando me retiré no tenía muy claro que iba a hacer, después de dedicar toda mi vida al piragüismo y la competición, no encontraba algo que pudiese llenar ese vacío. La UCAM me abrió sus puertas y estoy encantado de formar parte de este proyecto en el que se ayuda a cientos de deportistas. Trabajo en el Servicio de Deportes gestionando la actividad deportiva de la Universidad junto con mis compañeros, y soy el responsable del equipo de piragüismo.

Pregunta trampa ¿tienes miedo de que tu amigo Saúl pueda bajarte de lo más alto del podio olímpico?   

Saúl es excelente deportiva y personalmente. Tengo claro que lo hará muy bien en Tokio y quien mejor que Saúl para bajarme de lo más alto del podio olímpico. 

Sabemos que te gustan los animales, la naturaleza y has contado alguna vez que eres muy despistado. ¿Qué es lo más curioso que se te haya olvidado?   

Soy un amante de la naturaleza y de los animales desde siempre. Es cierto que soy despistado, lo más curioso que se me olvidó podría ser el taco (rodillera) de la canoa, (la pieza donde se apoya la rodilla) en la Copa del Mundo de Duisburgo del 2003, conseguí uno, pero me llevó una hora amoldarlo para mí. 

Por último, ya que eres una leyenda del deporte español ¿qué consejo darías a los jóvenes deportistas que quieren ser como tú?
   
El consejo que les doy es que practiquen un deporte que les guste, que disfruten con él y que no se obsesionen con los resultados.  

Cuéntanos la anécdota cuando Alejandro Blanco, presidente del COE, fue a buscarte antes de los JJ.OO. de Pekín.  
 
En la preparación de los JJ. OO. de Pekín 2008 nos concentramos los últimos meses en Saucelle (Salamanca) donde el clima y las condiciones del agua eran perfectas para la adaptación a la pista de Shunyi. El problema es que estaba bastante escondido y era difícil de encontrar y Alejandro cuando nos vino a visitar tuvo que dar varias vueltas le costó encontrarnos.