El karateca malagueño comienza el año olímpico como número uno del ranking mundial

05 Febrero 2021

 

En un 2020 complicado para el mundo del kárate, con la suspensión de la mayoría de competiciones internacionales, Damian Quintero se sobrepuso a las circunstancias para cerrarlo como número uno del Circuito Mundial y de los rankings olímpico y mundial. El gran objetivo siguen siendo los Juegos Olímpicos de Tokio, más aún cuando parece que podrían ser los primeros y los últimos para su deporte y, con la cita olímpica en el punto de mira, conquistó el oro en la primera jornada de la Liga Nacional. En un año duro por la pandemia y por la exclusión del kárate de París 2024, el inicio de Damián Quintero ha sido excepcional.
 

¿Qué se siente al estrenar el año como número 1 del ranking mundial?

Estoy muy contento. A finales de 2019 ya alcancé el número uno y haberlo mantenido es estupendo. Es cierto que solo han habido tres pruebas a nivel mundial en 2020 por la pandemia pero, al final, todo es fruto del esfuerzo y del trabajo bien hecho. Si todo va bien, este año será emocionante y apasionante.

En la primera competición oficial del 2021, la Liga Nacional, te has llevado el oro. ¿Cómo te sientes?

Hemos arrancado el año bien, a buen nivel y encontrándome en forma. Es cierto que lo que más me interesa es disputar ya un torneo internacional para comprobar mi nivel en cuanto a los Juegos y enfrentarme a los rivales que voy a tener en Tokio. Este mes viajaremos a Lisboa y allí vamos a poder tener un feedback con respecto a estos competidores. Aún así, la Liga Nacional ha sido genial para ir probando los katas y ciertas técnicas de cara a confeccionar la estrategia para este año.

¿Qué sensación tienes acerca de la situación de los Juegos?

Lo primordial es que se acabe esta pandemia. La salud de las personas es lo importante y tenemos que estar enfocados en ese sentido. Mi trabajo es entrenar y competir. A día de hoy soy positivo y solo pienso en que se van a realizar.

¿Vas a por el oro en Tokio?

Por supuesto que sí. Los Juegos son el torneo por excelencia y voy a ir a por el oro. Ya son cuatro o cinco años los que llevamos trabajando, pensando en ello. Aún así, una medalla olímpica es un honor y ningún color sería malo, pero está claro que por mi cabeza pasa el intentar llegar a la final y luchar por ser campeón.

¿Sientes el apoyo de la UCAM?

La UCAM siempre ha estado ahí, en los momentos buenos y en los malos, brindándonos un apoyo incondicional. Desde que empezó la pandemia hemos tenido varias videoconferencias tanto con el presidente, José Luis Mendoza, como con el Director General de Deportes, Pablo Rosique. Para mí es un orgullo pertenecer a esta universidad y agradezco infinitamente todo lo que han hecho por nosotros. Podemos estar tranquilos en nuestro camino, dedicarnos a entrenar y celebrar las victorias que nos ganamos todos juntos.