16 Noviembre 2020

Alba Vázquez
Estudiante del Grado en Fisioterapia en la UCAM
Málaga. 24/02/2002 
Natación
 

Después de tanta incertidumbre, por fin regresaron las competiciones. ¿Qué sensaciones has tenido en tu vuelta a las piscinas?  

La vuelta a las piscinas y, sobre todo, a las competiciones ha sido un poco rara porque te tomabas en serio la competición y decías: "voy a por todas, a competir, a hacerlo lo mejor que puedo", pero como llevabas tanto tiempo sin competir, por lo menos por mi parte, las sensaciones eran muy extrañas y aunque lo intentaba era como que no llegaba a concentrarme tanto como hacía antes. Pero, como hemos estado haciendo algunas competiciones más, he ido mejorando ese aspecto.

Competiste en Loulé y en Canet, y el próximo mes de diciembre estarás en Rotterdam, donde buscarás el billete para los Juegos Olímpicos y para el Campeonato de Europa de Budapest. ¿Te ves con confianza para conseguir la mínima y estar tanto en Tokio 2020 como en la competición continental? 

Ahora mismo estoy en Sierra Nevada preparando justo la competición de Rotterdam, que será en tres semanas más o menos. Personalmente, sí que me veo capaz de conseguir la mínima y clasificarme para los Juegos, porque la mínima ya la hice en el Mundial y, aunque ha pasado un año y medio desde que lo hice, es volver a repetir mi tiempo y estoy entrenando suficiente y en un mejor estado de forma como para poder mejorarla. 

¿Cómo viviste el aplazamiento de los Juegos? ¿Consideras que te ha perjudicado o por el contrario llegarás más fuerte a las pruebas clasificatorias para conseguir la marca mínima y estar en la capital japonesa el próximo verano? 

Al principio me lo tomé muy mal, con mucha inquietud, sobre todo porque en la cuarentena también se me juntó con segundo de bachillerato y la selectividad. Ahora, con la cabeza fría y habiéndolo pasado, considero que sí que me ha venido mejor porque he tenido más tiempo para prepararme. Ahora creo que estoy en un mejor estado de forma que cuando nos confinaron, que fue dos semanas antes del Open. Ha costado más arrancar por el tiempo que hemos estado parados, pero pienso que me ha venido mejor.

Eres campeona del mundo, de Europa y de España júnior en 400 estilos, con récord mundial y continental incluidos. ¿Con qué edad empezaste a practicar este deporte? 

Empecé a practicar natación con tres años. Aprendí a nadar porque mi madre quería que cuando fuéramos a la playa no tuviese que estar todo el rato pendiente de mí... Así que me apuntó a natación, me gustó mucho y aquí sigo.

Tus mayores logros han llegado en los 400 y los 200 estilos, modalidad en la que se combinan el crol, la braza, la espalda y la mariposa. ¿Qué especialidad te gusta más y por qué? 

La modalidad que más me gusta es la braza, antes de ser estilista era únicamente bracista. He mejorado el resto de los estilos para adaptarme, pero la braza sigue siendo el que más me gusta y mejor se me da.

Siempre has comentado que la espalda es un aspecto a mejorar. Casualmente, también era el talón de Aquiles de Mireia Belmonte. ¿Ves a Mireia como un referente? 

Sí que veo a Mireia como una referente pero ahora mismo, por la situación de los Juegos, la veo más como una rival en los 400 estilos. Además, tenemos estilos diferentes porque, aunque es cierto que a las dos se nos da peor la espalda, ella es más de mariposa y de terminar muy fuerte con el crol y yo soy más de la braza.

Formas parte de los 88 soñadores del Programa Pódium. ¿Cómo valoras el apoyo de este programa?  

Valoro muchísimo el apoyo del programa Pódium porque es una ayuda enorme para los viajes y los traslados. Además para mí, que casi todas las semanas voy de Málaga a Huelva, esa beca posibilita que me pague yo los viajes y ahorrarles un sobreesfuerzo a mis padres. Estoy muy contenta.

Si dejamos la natación a un lado, ¿cuál es tu otra afición? 

Me gusta mucho practicar diferentes deportes. Antes de estar en el Centro con Xavi, cuando tenía vacaciones más largas, probé otros deportes como piragüismo y vela, también hay muchos otros que me gustaría probar. Además, me gusta mucho la música, leer, las series y las películas.

¿Cuál es el sueño de Alba Vázquez? 

Un sueño sería no solo ir a las olimpiadas o clasificarme para la final, sino una medalla de oro.