Su equipo marcha segundo clasificado y opta esta jornada al liderato. Sin embargo, se muestra cauto: "el Recreativo siempre es peligroso, independientemente de su situación"
01 Octubre 2015

José María Salmerón afronta el encuentro del próximo domingo (12 horas) contra el Recreativo de Huelva "con mucha moral y confianza" después de que todos sus futbolistas estén en buenas condiciones para disputar un choque en el que sus hombres deberán estar, según el técnico, "muy concentrados y con mucha intensidad". Asímismo, el alemeriense indicó hoy en rueda de prensa que deben "mejorar las cosas que se han hecho mal para optar a conseguir los tres puntos, algo que será muy difícil en el Nuevo Colombino".

El pleno de victorias que ha cosechado el conjunto universitario como visitante, condición obtenida tras ganar al Almería 'B', al Jumilla y al Betis 'B', no ha provocado que el técnico universitario lance las campanas al vuelo: "Cuando te crees superior te dan una colleja a la mínima. Tenemos los pies en la tierra y somos humildes. Cada partido cuesta ganarlo porque hay mucha igualdad y los partidos se deciden por pequeños detalles", afirmó. En esta ocasión, el escollo será el Recreativo de Huelva, un equipo "peligroso siempre, independientemente de su situación".

Y es que el conjunto onubense "cuenta con hasta casi diez jugadores de Segunda División, ya sea por los que se han quedado tras el descenso o los fichajes que han realizado. Sea como fuere, tienen mucha calidad". A pesar de contar con este plantel, el Decano del fútbol español no ha empezado con mucho éxito la temporada, pero José María Salmerón considera que su situación puede ser un arma de doble filo: "Es muy peligroso porque vienen de empatar y han tenido una semana revuelta. Van a querer conseguir la victoria para tranquilizar los problemas".

En un panorama diferente se encuentra el UCAM Murcia CF, que está instalado en la segunda plaza del grupo IV de Segunda División 'B'. Una posición privilegiada en la que no piensa mucho el técnico almeriense: "Cuando hay que estar segundo es al final. No me pongo como objetivo estar en determinada posición. Meternos una presión añadida no es bueno para un equipo. Lo dije al principio y lo repito ahora: lo que quiero es ganar cada día, que el equipo evolucione con el paso del tiempo", sentenció.