09 Febrero 2018

El sábado 10 de febrero a las 17:00 el UCAM Murcia CF se medirá al CD Badajoz en el Estadio Municipal Nuevo Vivero. Los universitarios vienen de empatar a uno en el derbi ante el Real Murcia y son sextos con treinta y siete puntos, a uno del cuarto clasificado que es el Melilla. Por su parte, el CD Badajoz, que empató a cero ante el Melilla y es duodécimo con treinta puntos, cuatro puntos por encima del playout, que marca el Betis Deportivo, y seis por encima del descenso, que marca el Jumilla.

El conjunto de José Miguel Campos vio cómo le empataban en el descuento de un partido en el que tenía muy cerca la victoria. No obstante, las sensaciones fueron buenas y el punto logrado lo mantiene en la lucha de las cuatro plazas que dan acceso al playoff al final de las treinta y ocho jornadas. Además, debutaron tres de los nuevos fichajes y tanto Abel Gómez en el centro del campo, como Manu Onwu y Gerard Oliva en la delantera dieron muestras de lo que pueden aportar al equipo. Los de azul y dorado son el segundo equipo del grupo con más victorias lejos de su estadio, empatados a cinco con el Real Murcia y solo superado por el líder, el Cartagena, que ha ganado seis partidos como visitante.

El UCAM Murcia CF es, con cinco, el segundo equipo con más victorias lejos de su estadio

Por su parte, el conjunto que dirige Juan Marrero se está mostrando muy sólido en el Nuevo Vivero ya que tan solo ha perdido un partido y es el equipo que menos derrotas ha cosechado como local, empatado con el Cartagena. Los diez partidos restantes que ha disputado en su feudo los ha saldado con cinco victorias y cinco empates. Además, en ellos ha anotado veintiún goles y tan solo ha recibido nueve.

El CD Badajoz solo ha perdido un partido en su estadio

En el apartado de goleadores, los máximos artilleros de ambos conjuntos, Marc Fernández para el UCAM Murcia CF y Juanma García para el CD Badajoz, han anotado siete tantos cada uno.

El colegiado del encuentro será Juan Manuel Ruiz Aguilera, del Comité Territorial Andaluz.

Por Miguel Marín.