02 Marzo 2018

Luis Casas compareció hoy en rueda de prensa para atender a los medios de comunicación y analizar el partido de este domingo ante la Real Balompédica Linense.

El técnico de Roquetas de Mar afronta este nuevo reto "con normalidad y con las ganas de hacer un buen partido el domingo para conseguir los tres puntos en La Condomina”.

El entrenador afirma que el Club le ha transmitido "tranquilidad. La directiva cree en mí, pero yo soy un hombre de club y las decisiones que se tomen en el futuro las respetaré al 100%, seguro que será por el bien de la entidad”.

Su primer escollo será la Balona. “Ya nos demostró en la primera vuelta que es un equipo competitivo con jugadores importantes y con un modelo de fútbol muy definido. Van a venir con el objetivo de sumar los tres puntos para adelantarnos en la clasificación. De todos modos, yo solo pienso en mis jugadores, que es lo que realmente me preocupa, porque si nosotros estamos a la altura, el domingo vamos a conseguir el triunfo”.

Será también la primera ocasión en la que Luis Casas pueda mostrar su 'libreto': "En una semana no puedo imponer mi modelo de juego. Sí hay cosas que son innegociables para mí como la intensidad y ganar los duelos, y a partir de ahí que el equipo crezca". Además, destacó "la calidad que tiene la plantilla, le quiero dar libertad en ataque para que puedan hacer daño al rival. El primer día le dije a los jugadores que tenía plena confianza en ellos y que tenemos por delante once jornadas para conseguir nuestro objetivo, que es estar en playoffs. Solo hay que pensar en sacar los tres puntos del Linense y olvidarse de todo lo que ha pasado atrás. Solo importa mirar hacia adelante".

Por último, sobre el cambio de rol, afirmó que "cuando estaba de segundo mi papel era analizar al rival y tener una mayor cercanía con los jugadores en el día a día. Ahora como primer entrenador buscó mantener ese contacto con el futbolista, transmitir normalidad y hacer que la plantilla se sienta cómoda".