02 Julio 2015

José María Salmerón ya ha pisado el césped de  La Condomina. El nuevo técnico del  Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol se ha sentado por primera vez en el que será su banquillo en la  temporada 2015/16 y ha comprobado de primera mano que el verde del estadio sigue en perfectas condiciones. Previamente, el nuevo técnico ‘universitario ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar sus sensaciones ante este nuevo desafío. Como es habitual con la llegada de un nuevo entrenador la primera pregunta fue enfocada a los objetivos que se marca: “Me gusta hablar de objetivos a largo plazo. Es complicado pensar ahora dónde estaremos en los dos últimos meses de competición. Esto es muy largo y no creo que debamos añadirnos ningún peso. Nuestro primero objetivo es hacer un equipo competitivo“.

Tras una gran campaña, finalizando en segunda posición y llegando a la segunda ronda por el ascenso, es lógico pensar que el nuevo técnico tenga una presión añadida. Salmerón lo lleva con naturalidad: “Venir de un año tan importante como el pasado en el que se jugó la liguilla de ascenso a mí sinceramente no me pesa. Agradezco a Pedro (Reverte) y al presidente la confianza que han tenido en mí para este gran proyecto”.

Para el que no haya tenido la oportunidad de ver en acción a equipos entrenados por él, el nuevo entrenador del UCAM CF esbozó sus intenciones: “Intento sacar el máximo provecho de mis equipos. Obviamente tengo una idea de juego combinado y atractivo pero también he tenido que pelear y luchar en situaciones complicadas y he tenido que defender.  Con la plantilla que tenemos y que queremos completar intentaremos jugar bien al fútbol e ilusionar a la afición. Quiero que desde el primer día seamos un equipo difícil de ganar”.

También se le preguntó a Salmerón por el trabajo que se realizará en verano. Ya hay una idea general y una fecha de partida: “En pretemporada jugaremos unos seis o siete partidos. Progresivamente iremos aumentando las cargas conforme el equipo vaya evolucionando. Queremos empezar a trabajar el 13 de julio”.

Desde su aterrizaje en la UCAM, Salmerón ha tenido tiempo de darse cuenta de que no ha llegado a un club más. El trabajo de la universidad en favor del deporte ha llamado su atención: “Es un club distinto pero todos los aspectos que veo que son diferentes me están encantando”.