El filial, uno de los cuatro equipos españoles que sigue sin perder

28 Noviembre 2018
El filial, uno de los cuatro equipos españoles que sigue sin perder

Por Francisco Lorente

Parece sencillo, pero nada más lejos de la realidad. De los 490 equipos que conforman las cuatro principales categorías de nuestro fútbol, pocos hubieran pensado en el filial del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol  como uno de los equipos que, tras 15 jornadas, permaneceria invicto. 1.350 minutos después de que el colegiado Moreno Muñoz pitara el inicio de aquel partido de la primera jornada frente al Estudiantes de Murcia en el Grupo XIII de Tercera División, los pupilos de Sergio Aracil siguen invictos. O lo que es lo mismo, 15 partidos consecutivos sumando puntos.

Más de 3 meses de competición donde los finales agónicos y las remontadas han sido el día a día de este equipo. Hasta ahora, el conjunto que más cerca estuvo de doblegar a los universitarios fue el Real Murcia Imperial. El gol de Johan, durante el tiempo añadido, evitó la que hubiera sido la primera derrota de la temporada. Las 8 victorias y 7 empates (es el equipo que más empates acumula en su grupo), suman un total de 31 puntos. Tan solo el Yeclano supera en puntuación al filial del UCAM Murcia CF, situación que convierte a los universitarios en equipo revelación.

Pero no está solo nuestro filial en esto de no perder. Si bien es cierto que en la Región de Murcia nadie le discute este registro, hay tres equipos en España que han podido  seguir su mismo camino. En la Rioja, el Náxara Club Deportivo, lidera el grupo XVI, con 36 puntos (11 victorias y 3 empates) repartidos en 14 jornadas. El Yugo Socuéllamos de Ciudad Real, encabeza el grupo XVIII con 34 puntos después de 14 jornadas. Y por último, el Club Deportivo Lealtad de Asturias hace lo propio en el Grupo II, con dos puntos menos que los manchegos. Los tres conjuntos continúan con el cero en su casillero de derrotas a punto de llegar al ecuador de la competición.

Un póker de equipos modestos invictos que, sin embargo, no les asegura nada. Con tantos meses de competición por delante, es cuestión de tiempo que la derrota acabe llegando. Por suerte para ellos, ya han sumado más de 30 puntos y están muy cerca de conseguir esa salvación virtual, que les permita centrarse en objetivos más ambiciosos.

Es el caso sin duda del filial universitario. Nutriendo con jugadores jornada tras jornada al primer equipo, Sergio Aracil ha logrado implicar a todos sus jugadores e incluso haciendo partícipes a juveniles. El objetivo a pesar de los buenos resultados sigue siendo el mismo. Ayudar al primer equipo y conseguir esa salvación que el año pasado costó lograr. El tiempo y, sobre todo, los resultados determinarán el futuro de un conjunto que, pase lo que pase, ya forma parte de la historia de los mejores inicios de competición en nuestro país.