28 Febrero 2018

Góngora afronta ya el último tramo de su recuperación tras pasar por el quirófano para reconducir una osteopatía de pubis que no remitía. El capitán, después de haber superado dos meses de duras sesiones de trabajo en solitario, ha vuelto hace unos días a entrenar con el grupo y comienza a perfilarse como una posibilidad más de cara a las próximas convocatorias.

El lateral explicó que "decidí operarme porque estaba pasándolo muy mal, las molestias en el pubis me estaban matando. Tengo ganas de ser quien fui, entrenar sin dolor y con ilusión y ganas". Además, añadió que "no tengo el alta médica, pero me encuentro mejor, entreno bien con mis compañeros y estoy contento".

Góngora dio la cara en un momento complicado tras la destitución de José Miguel Campos: "No la esperábamos, pero es una decisión del club. Nosotros nos dedicamos a entrenar. Nos duele que se haya tenido que ir, claro, pero hay que mirar adelante, hay que levantarse ya, no queda otra".

"Estamos en condiciones de meternos en el playoff"

Además, sobre el partido ante el Lorca, señaló que "la verdad que fue una derrota dolorosa, no la esperábamos. No estuvimos del todo bien y eso se tradujo en la destitución del míster. Es una pena. Pero hay que pensar en que queda tiempo para levantarnos antes de que acabe la liga".

La primera oportunidad pasará por La Condomina este domingo: "El partido ante el Linense es vital, es un rival jodido, típico de Segunda B que nos pondrá las cosas difíciles, creo que nos puede marcar el salir del bache, hay que despegar".

Por último, afirmó que "en Segunda B nos hemos acostumbrado a estar siempre arriba, es difícil aclimatarse a tener que pelear por entrar en el playoff. Pero estamos a un punto, las sensaciones no han sido buenas hasta ahora pero queda tiempo, el tramo más importante, y estamos en condiciones de conseguir meternos en playoff".