El Juvenil A firmó una gran primera parte, pero dos acciones puntuales condenaron a los universitarios

11 Noviembre 2017
El Juvenil A firmó una gran primera parte, pero dos acciones puntuales condenaron a los universitarios

Dos acciones condenan (0-2) al Juvenil A del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol en el derbi murciano. El equipo universitario fue mejor hasta que, en la segunda parte, el árbitro dejó con diez al conjunto de Julio Cardozo y pitó un penalti, inexistente, a favor de El Ranero. De ese modo, los visitantes se llevaron los tres puntos del partido que se celebró esta tarde sobre el césped de Santiago El Mayor.  

A pesar del resultado, el UCAM Murcia saltó al terreno de juego con más intensidad que el Ranero. Los locales comenzaron golpeado con un disparo ajustado de Héctor, que Josema desvió a saque de esquina.

En la jugada siguiente, ambos equipos pudieron abrir la lata. Primero, Serín pudo batir a Rodri con un cabezazo que acabó dando en el larguero y luego el universitario Javi Cobos contestaría con un misil que terminó directamente en el travesaño.

Tras este intercambio de golpes, el conjunto de Julio Cardozo se hizo con la iniciativa del juego y circuló con velocidad el balón de un lado a otro en busca de encontrar algún hueco en el muro defensivo que había plantado el Ranero sobre terreno de juego.

El UCAM Murcia mostró un gran nivel de juego, pero faltó ese gol que le pusiera por delante en el derbi murciano antes del final de la primera parte.

Tras el descanso, el guion de partido no cambio. Los universitarios eran dueños del esférico, mientras que el equipo de Mapeka se contraba en no cometer ningún error en defensa.

Sin embargo, en el minuto 56, el partido iba a cambiar por completo. En ese momento, el árbitro expulsó al central Paco López tras enseñarle la segunda amarilla por un presunto codazo al rival cerca del área universitaria.

De este modo, el técnico universitario se vio obligado a restructurar su línea defensiva, pero no prever lo que iba a pasar a continuación. Solo tres minutos después de la expulsión, el colegiado Navarro Quiñonero pitó penalti a favor del Ranero por un derribo, inexistente, sobre Víctor Julia dentro del área. El 7 de los visitantes fue el encargado de ejecutar la pena máxima y marcar así el 0-1.

La moral del equipo de Julio Cardozo estaba tocada, pero el encuentro se iba a poner más cuesta arriba tadavía, ya que los pupilos de Mapeka iban a conseguir el 0-2 con una contra rapidísima en el minuto 62. Aitor fue el autor del segundo tanto del encuentro.

A raíz de aquí, el UCAM Murcia buscó recortar distancias para volver a meterse de nuevo en el choque, pero la defensa visitante se mantuvo sólida y cortó cualquier acción de peligro de los universitarios.

De este modo, el Ranero se llevó los tres puntos del derbi murciano que se celebró sobre el césped del Polideportivo Municipal Santiago El Mayor.  

Fichá técnica:

UCAM Murcia: Rodri, Maldonado, Mounir, Sánchez, Paco López, Del Moral, Tyler, Sergio Martínez, Pau Pérez, Héctor Juan y Javi Cobos. También jugaron Kerru, Koke, Pablo Herrero y Rubén Conesa. 

Ranero CF: Josema, Ardil, Samu, Javier, Hamza, Aitor, Víctor Julia, Jaime, Serín, Monas e Iniesta. 

Árbitro: Navarro Quiñonero (comite murciano). El colegiado expulsó al local Paco López por ver la segunda amarilla en el minuto 56.

Goles: 0-1 (Victor Julia, 60'); 0-2 (Aitor, 62')

Árbitro: Navarro Quiñonero (comite murciano). El colegiado expulsó al central Paco López por ver la segunda amarilla en el minuto 56.