03 Octubre 2018

Julen Colinas compareció hoy en rueda de prensa para analizar la actualidad de su equipo. El vasco arrancó valorando la derrota ante el Jumilla: “No estuvimos nada bien en la primera parte, estábamos muy separados. Creo que fue la peor primera parte del año. ¿Lo positivo? Mejoramos en la segunda y nos adaptamos bien al partido, incluso tuvimos opciones de ganar”.

Añadió que “cada partido es un mundo, no hubo relajación. El Jumilla hizo muy bien su trabajo y nosotros no supimos leer el partido. Luego reaccionamos bien y estuvimos cerca de marcar el 2-1". A pesar de la derrota, señaló que "la dinámica es buena, sabemos a lo que jugamos y el grupo está unido”.

Colinas volvió al verde tras superar un esguince de tobillo que se acabó complicando: “Por una tontería he estado fuera casi dos meses. Aún me falta un poquito, pero estuve a gusto en el campo. Llevo mucho tiempo arrastrando molestias en el tobillo. Un golpe en pretemporada lo complicó y fue la gota que colmó el vaso. No conseguíamos arreglarlo, y se sumó un problema en el peroné cuando estaba casi recuperado”.

No obstante, destacó que "m estoy adaptando bien a lo que pide el míster. Estoy contento por jugar pero triste por el resultado. Quiero trabajar y ayudar al equipo, estoy muy ilusionado, como cada temporada. Munitis me dejó claro que contaba conmigo y estoy deseando estar a tope”.

Este domingo podría volver a la titularidad: “El del domingo es otro partido muy importante. Tenemos que salir muy bien, aprender de la derrota del domingo. Debemos salir a machete". Y finalizó señalando que “cada rival es muy diferente al anterior, lo común es que nosotros tenemos que tener más ganas de ganar que ellos”.