08 Febrero 2018

José Miguel Campos ha atendido hoy a los medios de comunicación para analizar la visita al Badajoz de esta jornada. El rival, para el técnico, "es un rival distinto, muy vertical e intenso. No va a plantear un partido cómodo. Nosotros tenemos que ponernos a la par que ellos porque van a estar muy intensos e irán al choque. De 30 puntos que tienen han conseguido 20 ante su afición. Eso nos dice que va a ser un rival que va a pelear por conseguir cuanto antes los puntos necesarios para no pasar apuros en el tramo final de la liga”.

A pesar de los últimos resultados, el entrenador mazarronero se muestra optimista: “Después de una restructuración importante en la plantilla hemos afrontado un choque con sensaciones de playoffs, con un estadio lleno, y la respuesta del equipo fue muy buena yendo de menos a más, creciendo a lo largo del partido. Nos faltaron unos detalles en el tramo final que nos impidieron sumar los tres puntos. Eso nos hace ser optimistas. Me quedo con la actitud y la intensidad de mis jugadores”.

"Nuestro balance ofensivo está mejorando"

Para Campos, “el equipo ha pasado dos o tres semanas complicadas en el mercado invernal. Eso nos ha hecho salirnos un poco de la línea de trabajo y de resultados que estábamos consiguiendo hasta el Granada B. No obstante tengo el pensamiento de que los cimientos ya están consolidados y este equipo va a ir a más para estar entre los cuatros primeros a final de temporada”.

El entrenador se ha mostrado satisfecho con las incorporaciones: “Tienen mucha experiencia competitiva. Su lectura dentro del campo facilita muchas veces la labor del entrenador en el partido. Son refuerzos que van a ser muy importantes en momentos claves de la temporada. Con el paso de las semanas vamos a ser mejores por la madurez y capacidad competitiva de esta plantilla. Nuestro balance ofensivo está mejorando y poco a poco vamos a crecer”.