26 Abril 2018

Abel Gómez pasó por la sala de prensa de El Mayayo esta mañana, antes del entrenamiento, para analizar la actualidad del Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol a falta de dos días para el próximo partido liguero. “Mientras las matemáticas no digan lo contrario, toca luchar hasta el último momento. La situación no es la que esperábamos, pero queremos terminar bien el año consiguiendo el máximo número de puntos en estos tres últimos partidos”, declaró.

A tres jornadas del final, el centrocampista ha hecho un balance de la temporada desde su llegada: “Nos ha faltado dar ese paso hacia adelante y creer en que podíamos conseguir entrar entre los cuatros primeros. A excepción del partido contra El Ejido, el equipo ha hecho bien las cosas en muchas fases de los encuentros y teníamos que haber sumado más puntos de los que tenemos ahora. Yo creo que la necesidad de puntuar obligatoriamente nos ha pasado factura”.

En el plano personal, señaló que “uno cuando viene intenta hacerlo de la mejor manera posible para tener mayor protagonismo en el campo. Yo no he tenido esa regularidad, así que toca seguir trabajando para estar listo y a disposición del míster para dar el máximo nivel”, añadió.

Este sábado, los universitarios se enfrentarán al Córdoba B a domicilio, a partir de las 16h en el Ciudad de Lucena. “Estamos en una zona no muy lejana de los puestos de abajo y para nosotros es muy importante este choque. Tenemos que conseguir una victoria que nos dé la tranquilidad necesaria para afrontar de la mejor manera esta recta final”.

Por último, Abel Gómez ha afirmado que “en principio tengo un año más de contrato. A final de temporada me sentaré con el Club, pero yo estoy aquí encantado y ojalá que el año que viene pueda ayudar aquí a conseguir los objetivos propuestos”.