03 Noviembre 2014

Copia de slidetitiwebgranadab

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol cosechó un importante empate en casa del Granada B tras un partido marcado por la expulsión por doble amarilla de Manolo apenas comenzada la segunda parte. La presión y la intensidad del conjunto local fueron frenadas con solvencia por un UCAM con oficio que llegó a adelantarse, incluso, en el marcador.

El partido comenzó con un Granada B muy intenso. A base de fuerza consiguió situarse en el campo del UCAM Murcia CF y desde ahí intentó crear peligro sobre la portería de escalona. Sin embargo, el meta riojano no sufrió ningún sobresalto, y la primera gran ocasión llegó del lado visitante. Fue Hugo Díaz el que casi abre el marcador en un balón largo que acertó a rematar con la zurda y que, in extremis, consiguió desviar la zaga nazarí a córner.

Pocos minutos después tuvo lugar una jugada clave. Un contragolpe liderado por Checa acababa con el mediocentro y Nico en el suelo y quejándose el uno del otro. Las protestas generadas en el tumulto acabaron con sendas tarjetas a Medina y a Manolo, que vio aquí su primera amarilla.

Boateng intentó en dos ocasiones,poco después, anotar para su equipo, pero ambos disparos lejanos se marcharon muy desviados. Sin embargo, de nuevo la mejor ocasión cayó del lado visitante, cuando un malentendido entre Dimitrievski y Morante casi lo aprovecha Titi, pero el balón se le marchó fuera antes de poder disparar a puerta vacía.

El delantero murciano iba a ser el protagonista minutos después, cuando un disparo suyo muy lejano se convirtió en una bomba para Dimitrievski, que no supo atajar el balón y se coló en la portería. Era el 0-1. No obstante, la alegría duró poco en el banquillo universitario, pues apenas un minuto después, una pérdida en la salida de balón la aprovechaba Boateng para batir a Escalona. De nuevo el partido se volvió de ida y vuelta, y así se llegó al descanso.

El segundo tiempo comenzó desayunándose la expulsión de Manolo por doble amarilla, que se quejó amargamente por ver la segunda en una jugada en la que consideró que Sergio Martín había fingido recibir una patada.

Con diez hombres sobre el terreno de juego, el Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol se parapetó en su campo con la esperanza de alcanzar un contragolpe que pusiera en aprietos al Granada B. Por su parte, el conjunto nazarí, con cambios ofensivos además, se lanzó hacia la meta de Escalona, pero solo acertaba a crear peligro con disparos lejanos.

Así se desarrolló prácticamente toda la segunda parte, con un monólogo casi interminable del Granada B que no se tradujo en grandes ocasiones. Ambos equipos, además, se igualaron con la expulsión de Clifford en el 87 y ya, hasta el final, firmaron la paz, a pesar de que el UCAM se quedó con nueve jugadores (expulsado Fran Pérez) a falta de pocos segundos para finalizar el partido.

Con este resultado el Universidad Católica de Murcia CF se mantiene en el liderato del grupo IV de 2ªB.

La semana que viene recibe al Arroyo CP en La Condomina a las 17:00h.

Ficha:
Granada B: Dimitrievski, Carmona, Medina, Marcelo, Morante, Uche, Nico, Sergio Martín, Cuero, Boateng y Bravo.
UCAM Murcia CF: Escalona, Julián Domínguez, Góngora, Fran Pérez, Robles, Checa, Manolo, Chavero, Titi, Hugo Díaz y Nono.

Goles:
GRA: Boateng (40)
UCAM: Titi (38)

Tarjetas
GRA: Medina, Morante, Clifford (R) y Boateng
UCAM: Julián, Manolo (2A - R) y Hugo Díaz y Fran Pérez (2A - R)

Cambios:
GRA: Adolfo x Marcelo (62), Corozo x Morante (70), Clifford x Boateng (74)
UCAM: Piojo x Titi (55), Pico x Hugo Díaz (75), Dani Pérez x Nono (85)

Observaciones: Unos 500 espectadores.