13 Junio 2015
  • El gol de César Remón igualó la eliminatoria en el minuto 20 con un tanto de casta y raza.
  • A siete minutos del final, Iturraspe se inventó una genialidad para poner cuesta arriba la clasificación universitaria.
  • Aun así, el UCAM lo siguió intentando hasta el último minuto, pero falló la puntería.

El Universidad Católica de Murcia Club de Fútbol no jugará la eliminatoria final por el ascenso a la Liga Adelante al caer eliminado por el Bilbao Athletic. César Remón igualó la eliminatoria en el minuto 20 con un tanto de raza y casta, pero Iturraspe puso la eliminatoria cuesta arriba con su tanto en los instantes finales del partido. Aun así, los de Eloy Jiménez lo siguieron intentando sin descanso hasta el último minuto. El UCAM empezó el partido con mucha intensidad, sabedor de la necesidad de hacer gol para pasar la eliminatoria. De hecho, en los primeros minutos del encuentro, el conjunto universitario monopolizó la posesión del esférico y no permitió que el conjunto visitante desplegara su calidad. Sólo era mediante peligrosos contragolpes como los del Cuco Ziganda llegaban a la portería rival, aunque sin generar ocasiones de peligro. Era Sabín el que más peligro generaba. Fue el propio extremo zurdo el que dispuso de la primera ocasión en una jugada iniciada en la banda derecha. Este golpe sacó la furia de los locales que tuvieron los mejores minutos del encuentro con multitud de ocasiones. La más clara fue la de Chavero. Buen contragolpe de todo el ataque universitario que inició Nono con mucha velocidad y Chavero, en tres cuartos de campo, soltó un latigazo con pierna derecha que repelió Remiro. Poco después llegaría otra doble ocasión. Primero con Javi Gómez y después con Manolo, que se incorporó al ataque con mucha fuerza pero su disparo salió rozando el larguero. Este ímpetu del UCAM iba a prorrogarse en el tiempo. Incluso con ocasiones claras, como la de Chavero en el primer cuarto de hora, que se revolvió muy bien dentro del área y que su disparo con la zurda se marchó desviado. La primera llegada del Bilbao Athletic se produjo en el minuto 20 de juego, cuando Sabin se escapó por banda izquierda. Iba a ser sólo un espejismo, porque siete minutos más tarde, el UCAM Murcia iba a ver recompensado su aplomo con el tanto de César Remón. Un gol de lucha y entrega que reflejaría a la perfección lo que se estaba viendo en el terreno de juego. Un tanto, que, además, igualaba la eliminatoria después de la victoria del conjunto vasco en San Mamés por uno a cero el pasado fin de semana. La igualada iba a espolear a los visitantes, que se estiraron e incrementaron su presencia en campo rival. Esa iniciativa no se iba a ver reflejada en el marcador. El que sí iba a seguir iba a seguir con su empeño de hacer gol era el UCAM. Y estuvo muy cerca de hacerlo tras una buena jugada colectiva en la que Nono estuvo de perforar la meta del filial rojiblanco, pero la defensa sacó su disparo cuando parecía que iba a atravesar la línea de gol. Unas veces por la buenas acciones foráneas y otras, por el árbitro, que en este caso señaló fuera de juego cuando Javi Gómez se quedó sólo para rematar un buen centro de Chavero desde la banda derecha. No obstante, el Athletic también iba a tener su oportunidad a balón parado. El centrocampista Mikel Vesga remató alto un saque de esquina ejecutado a la perfección. La primera parte moriría ya sin ocasiones reseñables en ninguna de las porterías, aunque sí se mantendría el intenso ritmo que caracterizó los primeros 45 minutos. El inicio de la segunda parte iba a tener un guión idéntico al de la primera mitad, con un UCAM Murcia llevando la iniciativa del encuentro y disponiendo de ocasiones para ampliar su renta. La primera de ellas fue en el primer minuto. Una contra muy bien montada por Javi Gómez y que sólo la mala suerte privó a Chavero de finalizarla con éxito. Pocos segundos después, el delantero universitario tendría la oportunidad de resarcirse con una chilena espectacular y que se marchó rozando el poste izquierdo de la meta de Remiro, que sólo pudo mirar la fabulosa y acrobática ejecución. Javi Gómez quería más y lo probó desde fuera del área, pero su chut se marchó alto. El UCAM seguía teniendo el control absoluto del partido, con posesiones largas de balón y llegada muy elaboradas. En una de ellas, los de Eloy Jiménez pusieron en serios aprietos a Remiro, pero sus buenas intervenciones salvaron el segundo tanto del UCAM. La salida de Hugo Díaz y Juanto reactivó el ya de por sí incisivo ataque local, pero en una buena acción de los de Ziganda empataron el partido y pusieron tierra de por medio en la eliminatoria, ya que el UCAM tenía que hacer dos tantos más para pasar la eliminatoria. El gol del Bilbao Athletic no trastocó los planes del conjunto local, que siguió atacando con peligro. En esta ocasión, Hugo Díaz, Juanto y Víctor lo intentaron pero el partido estaba visto para sentencia. Con este resultado, el UCAM pone fin a una temporada de ensueño en la que ha conseguido con creces el objetivo inicial de la permanencia. No sólo eso consiguió, sino que también se clasificó con total merecimiento para los playoffs de ascenso como segundo clasificado y superó una muy complicada eliminatoria ante el histórico y fuerte Real Unión de Irún. Sin embargo, y a pesar de estar a siete minutos de forzar la prórroga ante el filial del Athletic, se despide con un último resultado injusto pero que no quita para valorar la exitosa temporada de los de Eloy Jiménez.   Ficha técnica UCAM Murcia: Escalona, Tekio, Góngora, Fran Pérez, Ángel Robles, Remón, Manolo, Chavero, Javi Gómez (Hugo Díaz, 59'), Nono (Juanto, 66) y Bello (Víctor, 75'). Bilbao Athletic; Remiro, Lecue, Iriondo, Yeray Álvarez, Unai (Óskar Gil, 90'), Undabarrena, Jurgi (Etxeberría, 90'), Vesga, Santamaría, Bengoa (Iturraspe, 64') y Sabín. Goles: 1-0, César Remón (20'); 1-1, IIturraspe (83'). Árbitro: Cuadra Fernández, del comité balear, asistido en las bandas por Benavent Rodríguez y Gordillo Aguilar. Amonestó a los locales Javi Gómez (19'), César Remón (56') y Manolo (76') y a los visitantes Santamaría (49'), Jurgi Oteo (58'), Yeray Álvarez (69') e Iriondo (88'). Incidencias: 4.600 espectadores. Minutos antes del inicio del partido se colgó el cartel de 'No hay billetes'. El presidente de FEAPS Región de Murcia, Joaquín Barberá, realizó el saque de honor. La recaudación íntegra será para esta entidad.