06 Abril 2006




El equipo de baloncesto en silla de ruedas de Girona ha sido castigado por el Juez Único de Competición de la FEDMF (Federación Española de Deporte de Minusválidos Físicos), María del Mar Medina, con una temporada sin poder participar en cualquiera de las competiciones.

La medida se produce cuando el conjunto catalán no se presenta al partido que tenía previsto disputar el pasado 25 de marzo en la localidad barcelonesa de Granollers frente al C.E.D. AMIBA, sin comunicar a la Federación ningún motivo sobre la imposibilidad de su desplazamiento.

La incomparecencia de un equipo a un encuentro se recoge en el artículo 19, apartado A, del Reglamento Disciplinario de la F.E.D.M.F. y está tipificado en el apartado 19 de las Normas Básicas para la temporada 2005/2006, siendo considerada dicha acción como una infracción muy grave.

La solución adoptada por el órgano federativo afecta al Fundación Polaris World BSR, que ya no tendrá que disputar el último encuentro de liga regular frente al Akasvayu, previsto para el 23 de abril en el Palacio de Deportes.
fuente

Miguelín Martínez, Polaris World C.B. Murcia