07 Junio 2005




Los Detroit Pistons encontraron ayer su sitio en la final de la NBA tras derrocar a los Miami Heat de O´Neal.


Wallace fue el anotador decisivo en el resultado final que quedó 88-82 a favor de los de Detroit.


El próximo jueves comenzará la esperada final y promete espectáculo: los de Detroit quieren revalidar el título conseguido el año pasado, pero San Antonio tiene corazón de ganador. Se admiten apuestas.
fuente

María Mouliaà, Polaris World C.B. Murcia