11 Diciembre 2011

Luis Guil ha señalado a Pablo Prigioni y al mermado estado físico en el que se encuentra el UCAM Murcia como ‘culpables’ de la derrota


“Mientras nos ha durado la gasolina hemos aguantado a un equipo de Euroliga, como es el Caja Laboral” ha afirmado el entrenador sevillano. “En la primera parte hemos tratado de parar a Teletovic y de jugar a un ritmo muy rápido en ataque. Pablo Prigioni ha parado el ritmo del partido en el segundo tiempo y no pudimos correr. Hemos estado más blandos en defensa y nos han reboteado los pequeños. Hemos intentando parar a Pablo de diferentes maneras en el pick and roll que juegan ellos, pero hoy se ha echado el equipo a las espaldas y ha llevado el ritmo del partido durante la segunda parte”.

La defensa local también se ha debilitado tras el descanso. “La única forma de salir de ese ritmo era desde la defensa. Sin embargo, han anotado muchas veces al límite de la posesión y han tenido segundas opciones, por lo que el ritmo se ha ralentizado bastante y no podíamos correr. Además, nos ha faltado bastante gasolina”.

En cuanto a las segundas partes del equipo, Guil ha comentado que le “preocupa el final del partido como me preocupó el final ante Valencia Basket. Sin embargo, también me voy satisfecho porque después del palo muy gordo que supuso la derrota ante Obradoiro ha dado un paso adelante. No puedo decir nada malo de los jugadores porque su compromiso, su entrega y su sacrificio son máximos”.

Tras irse al descanso con una diferencia de 11 puntos, la segunda parte ha sido clave. “Pablo ha aguantado las posesiones hasta jugarse un bloqueo y continuación a falta 7 segundos. Ha sido el mejor base de la liga durante muchos años y sigue siendo uno de los mejores. Hoy ha jugado muy inteligente y ha parado el ritmo del partido. Sin rebotear y sin defender es muy difícil atacar rápido. En estático nos ha costado encontrar las mejores situaciones porque no disponíamos en plenas condiciones de los jugadores indicados para jugar los pick and roll finales como son Andrés Miso y Matt Walsh”.

Por su parte Dusko Ivanovic ha comentado que su equipo había comenzado el partido “muy bien, cogiendo ventaja. Después bajamos nuestra atención defensiva y el rival cogió confianza y jugó bien. Creo que en el segundo tiempo hemos jugado muy bien, con paciencia y sabiendo lo que queríamos en defensa y en ataque. Encontramos la manera en la que debíamos de haber jugado los cuarenta minutos, por lo que hemos jugado veinte minutos bien. Tenemos que intentar que todo el mundo de lo máximo que puede”.

fuente

Comunicación UCAM Murcia