27 Junio 2011




Aprovechando el periodo de descanso estival, algunos de los mejores jugadores de la Adecco Oro se dieron cita en Segovia para disputar el All Star de la localidad. Pedro Rivero se impuso en el concurso de triples, David Navarro deslumbró en los mates y los amigos de Juan Herrero vencieron en el encuentro estrella a los de Pedro Rivero (86-91).

El pasado fin de semana, el Pabellón Pedro Delgado de Segovia acogía la tercera edición de su All Star donde un total de 18 jugadores realizaron un pequeño paréntesis

en sus vacaciones para deleitar a los aficionados con sus habilidades baloncestísticas.

Rivales durante la temporada, el equipo formado por amigos de Juan Herrero (Knet Rioja) se impuso al de amigos del jugador local Pedro Rivero (CB Murcia) pero, lejos del resultado, los jugadores citados sobre la cancha compartían una cualidad: el 50 % de los participantes son hombres históricos de la Adecco Oro, su nombre permanecerá para siempre en la historia de una liga que les ha llevado a crecer como jugadores y sobre la que nos describen sus impresiones y recuerdos.

Uno de los exponentes de mayor actualidad lo encontramos en la figura del escolta barcelonés David Navarro al que un sensacional inicio de campaña con el CBSJ Girona le permitió dar el salto para disputar la ACB, la Copa del Rey y la Euroliga con el Power Electronics Valencia. Para David, esta Liga ha dejado huella en él: \"Está claro que a mí la Adecco Oro me ha ayudado mucho. Es una liga importante con un nivel muy alto y grandes jugadores; cuesta destacar y hacer grandes temporadas pero sabes que si haces las cosas bien puedes llegar a dar el salto a la ACB como ha sido mi caso. Una de las cosas más bonitas de esta liga es que cualquier equipo puede sorprender a cualquiera; esta última temporada con Girona teníamos una plantilla bien hecha, corta en rotaciones pero de mucha calidad y con un técnico como Ricard Casas que sabía mover bien las piezas y hacer funcionar al equipo\".

No menos importante a nivel individual ha sido el protagonismo logrado el presente curso por todo un histórico de la Adecco Oro, un Jesús Chagoyen que va a más con el paso de los años y que en la última campaña se ha convertido en uno de los mejores nacionales en las filas del Isla de Tenerife Canarias. El jugador andaluz es ya todo un coleccionista de MVPs asegurando que: \"Esta es la Liga en la que me he hecho mayor; comencé en Liga EBA y después brevemente en ACB pero donde realmente me dieron la oportunidad de jugar y crecer fue en la Adecco Oro. Empecé a hacerme mayor jugando muy joven en Los Barrios y yo creo, que si Dios quiere, me moriré como jugador aquí. Estamos ante una gran liga de desarrollo que año tras año mantiene un gran nivel, la prueba está en jugadores que comienzan en las Adecco y terminan jugando en la NBA\".

Sobre la cancha, y ejerciendo de anfitrión, uno de los mejores bases nacionales de la categoría, el Segoviano Pedro Rivero. En plena madurez deportiva, Rivero se proclamó campeón de la Adecco Oro el presente curso con el CB Murcia renovando la confianza de su cuerpo técnico en él para llevar las riendas del equipo también en la ACB. Humilde en sus palabras, Pedro no olvida el nombre de la Liga que le ha hecho un hombre en el baloncesto español: \"Estoy encantado de haber podido disfrutar de oportunidades en equipos muy competitivos de una Liga tan increíble como la Adecco Oro. En España es la segunda Liga pero la sensación que tenemos los que estamos dentro es que, con este nivel de entrenadores, jugadores y equipos, la Adecco Oro sería la primera liga en cualquier país de Europa. Ahora voy a jugar un año en la ACB donde espero que todo salga bien pero no descarto regresar a una Liga en la que me he hecho jugador de baloncesto\".

Pero hablar de campeones nos lleva inevitablemente a la figura de un laureado Roberto Morentin que, además de compartir éxitos este año con Rivero en el CB Murcia, sabe muy bien lo que es levantar trofeos con diferentes equipos en las últimas campañas: \"La Adecco Oro es una liga especial para mí, me ha permitido asentarme como jugador en categoría nacional. Es una competición muy atractiva en la cual he tenido la suerte de poder ganar tres títulos -una liga y dos copas- que me dejan muchos recuerdos buenos y muy pocos malos. En los últimos años los presupuestos se han reducido ligeramente por la crisis pero pese a ello, la Liga se ha convertido en una competición trampolín, antes se fichaban a jugadores ya consagrados mientras que ahora se acoge a mucho talento joven que termina por dar el salto desde ahí a la ACB\".

A punto de compartir éxito con el CB Murcia el presente curso quedó un Ford Burgos que ha coqueteado hasta límites extremos con el ascenso en las dos últimas campañas. Esta temporada suponía el regreso a Burgos de su antiguo director de juego y todo un clásico en la categoría, un Raúl Mena que ha quedado sorprendido por la entrega de su afición: \"Este último año en Adecco Oro ha sido de los más especiales; desde el primer momento nos sentimos muy cómodos como equipo apoyados por un pabellón que se llenaba todos los fines de semana. Ya en la final, la gente se volcó aún más con el equipo tiñendo las gradas con los colores del club y llenándolas de pancartas de apoyo. Esperemos poder llegar de nuevo a una final y esta vez poder subir\".

Compañero de vestuario de Mena en el Ford Burgos, Albano Martinez es uno de los mejores ejemplos de sentimiento por la categoría. El jugador burgalés disfruta del mejor baloncesto Adecco en su propia casa, algo al alcance de muy pocos y que, como nos comenta, es todo un privilegio: \"Para un burgalés como yo, poder jugar en la Adecco Oro con el equipo de tu ciudad es un lujo añadido. Después de haber disputado dos finales de playoff consecutivas la implicación de la calle es total, la gente está volcada con el equipo y consiguen que todo sea mucho más especial\".

A la Adecco Oro regresaba después de varias temporadas un Pedro Robles que ha alcanzado el éxito con el CB Murcia y que analiza cómo se ha encontrado la competición en el último año: \"Estamos ante una Liga con un nivel muy alto; a priori podría parecer que la economía no permite a algunos equipos reforzarse con jugadores competitivos, pero luego se demuestra que no es así y que incluso los equipos con poco presupuesto son capaces de hacer grandes temporadas. Con la nueva normativa de cupos creo que se va a fortalecer al jugador nacional en el que esperemos que se siga confiando como hasta ahora\".

La ilusión que produce estar en la competición se deja sentir incluso en jugadores que esperan con impaciencia al próximo mes de octubre para poder disfrutar de nuevo de ella. Este es el caso de Juan Herrero, jugador que ha culminado sus 200 partidos en la Adecco Plata ascendiendo por primera vez en su historia al Knet Rioja a la Adecco Oro donde regresará tras su paso por Los Barrios hace más de una década: \"Para unos debutantes como nosotros la ilusión por estar en esta liga es máxima; tiene un nivel muy alto y cuenta con jugadores de gran nivel. A nivel personal quiero disfrutar y aprovechar al máximo de los minutos que me de el entrenador; a nivel grupal tenemos que intentar no sufrir en la zona baja y que, a partir de ahí la liga nos ponga donde nos merezcamos, el objetivo principal es salvar la categoría pero no renunciamos a nada\".
fuente

PABLO ROMERO / DPTO. COMUNICACIÓN FEB