25 Abril 2005




La penúltima jornada de la categoría príncipe ha vuelto a ser movidita y con sorpresas, dejando claro porqué se denomina a esta temporada la más igualada de la historia de la LEB.



Como se auguraba, en Gijón hizo estragos la combinación Reynés – Camps, los cuales dejaron claro la clase que tienen (57 – 67). El plato roto lo pagó el Calefacciones Farho, que vio como los visitantes Llorens y Moss dejaban en blanco a Young y Waleskowski.



En el duelo Plasencia – COB (53 – 63), los de Extremadura se encontraron con un Bustamante inspirado que les aguó la fiesta con sus quince puntos. Los de Ourense mantienen la posibilidad de la permanencia, aunque ésta sea de una forma similar a la temporada anterior.



Los de Cáceres están pujando fuerte por su incursión en play off y tienen la esperanza de meterse en ellos si nos ganan a nosotros esta semana. La última prueba ante el Tarragona (82 – 78), la aprovecharon liderados por un espectacular Dani López, que con 21 puntos y junto a Antelo fueron las pesadillas de los catalanes.



En Algeciras, el MVP de la liga se encargó de no permitirnos adelantarnos en el marcador (83 – 71) y es que el canario Richi Guillén aprovechó nuestra visita para registrar sus mejores marcas de esta campaña (23 puntos, 16 rebotes y 39 de valoración).



Melilla no pudo hacerse con la victoria en su choque contra el León Caja España, que resolvió la cita sobre todo por su juego en la pintura (82 – 68).



El UB La Palma se encargó de hacer temblar al líder. Paradójicamente, fue la última incorporación del Fuenlabrada, Rodney Elliot, el encargado de anotar el tiro libre que les permitió asentarse en el primer lugar de la clasificación (87 – 86).



Los Barrios cayeron fuera ante el Ciudad de Huelva de 20 (85 – 65), gracias al local Onyekwe (27 puntos, 8 rebotes y 4 tapones). Por ello, los onubenses ya son nuestros rivales seguros en play off.



Incomprensiblemente, el CAI no fue capaz de anotar en los tres últimos minutos de su encuentro ante Valls (70 – 69), circunstancia que aprovecharon los catalanes para despegarse levemente de la zona de candidatos al descenso.



Por último, el Alerta Cantabria fue el Lobo del Calpe, ya que tras arroyarles (95 – 82), los de Ricardo Maffei regresan irremediablemente a LEB 2.
fuente

Ana Rosas, Polaris World C.B. Murcia