05 Febrero 2011

El CB Murcia se coloca, momentáneamente, líder en solitario tras su victoria ante el Clínicas Rincón (86-65)


Buen trabajo de equipo. Todos los componentes de la plantilla tuvieron protagonismo en la victoria del CB Murcia ante el Clínicas Rincón. Al equipo de Luis Guil no le costó imponer el ritmo que le beneficiaba en cada momento. Una demostración de lo mentalizada que está toda la plantilla en la lucha por el primer puesto.

“Imprevisible”, ese es el adjetivo con el que la plantilla del CB Murcia y su entrenador han descrito a lo largo de la semana al conjunto del Clínicas Rincón. Los malagueños llegaron a Murcia con sus mejores efectivos. Rafa Freire y Zamora, dos de los jugadores que más han subido al primer equipo esta temporada, y por supuesto, el gigante Sinanovic. El serbio se convirtió hace tan solo dos días en MVP del equipo que ahora entrena Chus Mateos en el encuentro de Euroliga.
Con este panorama se esperaba un partido “imprevisible”, como el rival del CB Murcia. El ritmo del partido fue muy alto desde el inicio.

Las posesiones se reducían al contraataque constante y aunque la calidad es alta en los dos equipos, durante el primer cuarto se imponía la experiencia de Murcia. Dentro de la zona, Faverani mostraba su superioridad ante los defensores andaluces, y aprovechaba la buena dirección de Rivero para distanciar a su equipo en el marcador. De media distancia, Pedro Robles y el propio Rivero, también se encontraban acertados. Por parte del conjunto de Paco Alonso, las anotaciones llegaban desde la línea de 6,75. Zamora, Luz y hasta Sinanovic, conseguían mantener al Clínicas Rincón en el partido.

Dada la diferencia con la que acabó el primer periodo (24-16), Luis Guil aprovechó para mover todo el banquillo. Lejos de resentirse el resultado, aumentó. La defensa del CB Murcia se intensificó con la entrada de Jasen, mientras que en ataque, Michael Umeh, Coppenrath y Óscar González, aportaban puntos. Al Clínicas Rincón le costaba cada vez más aguantar en el partido. En los últimos minutos del cuarto, volvió a la cancha Faverani para llegar a los 14 puntos y 16 de valoración.

Tras el descanso, el equipo visitante tuvo buenos momentos. Redujo distancias hasta colocarse a ocho, gracias al trabajo y acierto de Sinanovic. Pero entonces llegó el desatascador Perico Robles, para devolver la tranquilidad al público. El madrileño anotó ocho puntos en dos minutos, gracias a su buena muñeca. Definitivamente, con la buena actuación de todo el equipo, se terminó de romper el encuentro.

En el cuarto final, de nuevo se hicieron rotaciones para dosificar el encuentro. Fue buen momento para comprobar la mejoría de la lesión de Gray. El americano completó buenas jugadas en la pintura y entrando desde atrás. Sin sufrir, el CB Murcia se llevó una trabajada victoria que lo deja como líder en solitario de la competición a menos que Blu:sens Monbús diga lo contrario en la mañana de domingo frente a Cáceres. 86-65 fue el resultado final. Queda demostrado que este equipo ha olvidado la derrota de la Copa Príncipe y está seriamente muy concentrado en la liga.

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.