28 Diciembre 2010




Se acerca el día de Reyes. Probablemente el día más especial para un niño por la ilusión que provocan los regalos recibidos. Antes de que llegue ese día, el Club Baloncesto Murcia ha querido mostrar su solidaridad con los más pequeños. Michael Umeh, Taj Gray, Sergio Pérez y el entrenador del equipo, Luis Guil, se han acercado al hospital infantil de La Arrixaca para entregar balones de baloncesto a unos niños que, por desgracia, no pueden estar durante este periodo de fiestas e ilusión en sus residencias con sus seres queridos.

Este pequeño gesto les ayudado a salir de la rutina y a dibujar una sonrisa en sus caras. Además, muchos de ellos han quedado sorprendidos con la altura y la corpulencia de los jugadores del CB Murcia. Para estos también ha sido un placer y una satisfacción poder ayudar a que la estancia de estos chicos en el hospital, se haga un poquito más llevadera.

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.