17 Diciembre 2010

El CB Murcia aprovecha el pinchazo de Obradoiro venciendo de forma contundente a Cáceres (87-72)


Había muchas ganas de ganar a un rival directo en el Palacio de los Deportes, y además de hacerlo con superioridad. Llegó ese encuentro. El CB Murcia fue mejor que Cáceres, al que doblegó paulatinamente hasta conseguir una amplia diferencia. Una victoria que además sabe mejor después de conocer la primera derrota de Obradoiro en la presente temporada. Los gallegos cayeron ante Tarragona, último clasificado, por 76-69.

La noche era fría fuera del Palacio de los Deportes pero dentro se iba a disputar un partido de la zona caliente de la tabla. Con una victoria menos que Murcia, Cáceres se presentaba en la capital del Segura dispuesto a llevarse una victoria que le permitiese alcanzar al conjunto de Luis Guil en la clasificación. La Copa Príncipe está muy cerca y su participación muy cara. El encuentro comenzaba muy ajustado y así se mantendría durante todo el primer cuarto. Las defensas de ambos conjuntos entraron algo faltas de intensidad a la cancha, pero en ataque sí que se encontraban acertados varios jugadores. Por parte de Cáceres, Humphry dentro de la zona aportaba puntos y sacaba faltas a sus defensores, mientras que en el conjunto local hubo un claro dominador llamado Taylor Coppenrath. El de Vermont estaba imparable. Anotó 11 puntos en los primeros 10 minutos que sirvieron para que su equipo comenzara el segundo cuarto por delante (22-18).

La entrada a pista de Lucio Angúlo ayudó a que Cáceres levantara el marcador, pero le duraría poco. Un enchufadísimo Pedro Robles, enderezó rápidamente la situación. El escolta madrileño anotó en cuatro acciones consecutivas 11 puntos. Tres triples y una canasta de dos cayendo hacia atrás. Parecía que era el momento de abrir una brecha y encarrilar la victoria. Pero el tiempo muerto pedido por Gustavo Aranzana repuso a los extremeños. De nuevo el veterano ex jugador del CB Murcia Humphry, anotaba para los suyos dentro de la zona, mientras que Francisco Sánchez hacía lo propio desde el tiro exterior.

La igualdad continuaba en la reanudación. Pero esta vez se dispararía la anotación de ambos conjuntos. Con Faverani y Coppenrath en pista, el CB Murcia ganaba en rebote y en defensa, pero en este periodo los protagonistas estaban fuera de la pintura. Pedro Robles, que no fallaba un tiro ni de larga ni de larga distancia continuaba con su exhibición personal, pero no se quedaba atrás Francisco Sánchez. El jugador de Cáceres contestaba cada canasta del escolta madrileño, con un tiro de 6,75. Ambos se iban al último periodo con 18 puntos de valoración. Pero esta vez en el marcador mandaba Murcia gracias, también, a la buena aportación de Jasen y Vítor Faverani.

Con diez arriba arrancaba la recta final (74-64). En este periodo, descendería el alto porcentaje de acierto en tiros de media y larga distancia que estaban teniendo los dos equipos. El juego volvía a la zona, y ahí, Coppenrath comandaba la situación. El pívot americano conseguía rebotes importantísimos en ataque, anotaba y lo más importante, impedía que lo hiciera Humphry. Entre tanto, Robles seguía a lo suyo, sumando puntos para su equipo (21). Conforme se acercaba el final, los de Luis Guil iban sentenciando el partido ampliando una distancia insalvable para Cáceres. Victoria importantísima por 87-72 contra un rival directo que permite al equipo afianzarse en la segunda posición y seguir firmemente la estela de Obradoiro. ( audio Luis Guil)

fuente

Crónica y estadísticas