04 Diciembre 2010




Después de jugar un gran baloncesto durante 30 minutos, el CB Murcia no pudo culminar el partido. El bajo porcentaje en los tiros libres y la actuación arbitral, no ayudaron a derrotar a un sólido Obradoiro.

Hubo que esperar a la jornada número 12 para ver el partido más esperado de la temporada en la Adecco Oro. CB Murcia-Xacobeo Blu:sens. Dos ex ACB. El equipo más valorado de la competición contra el que cuenta con los mejores registros en defensa de los últimos años. Se intuía un encuentro duro y así arrancó.

Competitividad, tensión y mucho contacto. Los dos equipos eran conscientes de lo que estaba en juego y buscaban la victoria a toda costa. En la pintura se podían apreciar algunos de los mejores duelos de la liga. Hopkins por parte de Obradoiro daba cuenta de sus excelentes movimientos, pero Faverani no se quedaba atrás. El brasileño, en su línea, se hacía el dueño del rebote, sacaba faltas a sus defensores y anotaba. En el exterior, Michael Umeh, con buenas penetraciones, desquiciaba por momentos a la defensa gallega.

Con las rotaciones del segundo periodo, continuaba la misma intensidad, aunque parecía que el marcador se abría más. Por momentos se escapaba el CB Murcia. Morentin aprovechó un 3+1 para aumentar la diferencia. Pero el mayor protagonista volvió a ser Faverani. Hasta cuatro tapones puso el brasileño en este cuarto. Principalmente uno por detrás a Oriol Junyent, que puso de pie a la grada. En ataque, Pedro Rivero, también se arrancó con un triple y buenas penetraciones. Sin embargo, Xacobeo estaba acertado desde el tiro exterior. Bulfoni, Junyent y Corbacho, mantenían la igualdad en el marcador. Quizás, el único pero que se le podía poner al conjunto de Luis Guil era el bajo porcentaje en los tiros libres. Al descanso se marchaban cuatro arriba (34-30) gracias a una perfecta penetración de Rivero.

En la reanudación, el conjunto de Moncho Fernández, consiguió abrir una pequeña brecha en el marcador. Un Washington inspirado, junto con Oriol Junyent, se echaban el equipo encima en ataque. También contribuyó a su distancia una técnica en contra del CB Murcia. Pero en este equipo, todos pueden asumir el protagonismo. Como en el último encuentro ante Girona, Sergio Pérez, con dos lanzamientos de tres, redujo las diferencias para que el último cuarto dictara sentencia (52-54).

Con el encuentro al rojo vivo, Coppenrath ponía de su parte peleándose con todos en la zona. Por su parte, Obradoiro contestaba con un triple de Corbacho. Luis Guil tuvo que pedir tiempo muerto para buscar la remontada (54-59). Una remontada que no llegó. Los ataques claves del CB Murcia se salieron del aro, mientras que el conjunto gallego anotaba todo lo que tiraba. La diferencia se fue ampliando hasta que no hubo tiempo para reaccionar.

Derrota final del CB Murcia por 65-74, que se enfrentará la próxima semana al Lobe Huesca a domicilio. ( audio Luis Guil)

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.