24 Noviembre 2010

Roberto Morentin asegura que el protagonismo está dividido en una plantilla amplia y competitiva


Parece que poco a poco las cosas le van saliendo bien al Club Baloncesto Murcia. Las victorias están llegando y los jugadores lesionados se van recuperando. Además, justo cuando toca afrontar uno de los tramos más complicados de la temporada. El conjunto de Luis Guil se enfrenta el domingo al Sant Josep Girona y el 3 de diciembre al líder, Obradoiro.

Por eso es muy importante que en estos momentos la plantilla esté en buen estado de confianza. A ello ha contribuido y mucho la remontada ante Burgos. “Estamos muy contentos por la victoria conseguida el pasado viernes. Sin embargo, somos conscientes de que hubo errores y hay que solventarlos “. Reconoce Roberto Morentin.

El pívot del conjunto murciano fue clave en el último cuarto. Gracias a dos triples suyos, seguidos de una canasta de dos, se redujo la diferencia en el marcador. Su aportación desde la línea de 6,75 está siendo muy importante para el equipo esta temporada. “Me estoy encontrando bien. El entrenador me está pidiendo una amenaza exterior superior a la que normalmente hacía en otros equipos, abrir más el campo, jugar más con los compañeros, y me estoy adaptando rápido”. Otra de los factores que está ayudando a su rendimiento, es el estado físico. “Físicamente me encuentro muy bien. Tengo que felicitar al preparador físico porque estoy en un estado de forma muy bueno”.

Otro de los secretos de la buena marcha del equipo, es que cada miembro de la plantilla está aportando mucho. Todos los jugadores, han tenido su protagonismo en las distintas victorias del CB Murcia. “Es vital para un jugador sentirse importante dentro de un bloque. En ese sentido, el entrenador está consiguiendo que el estado de confianza de los jugadores sea óptimo. Todos tenemos muchas responsabilidades. Además, tenemos la libertada de tomar determinadas decisiones en momentos concretos de un partido”. Asegura Morentin.
En cuanto a la lucha por el primer puesto. El jugador vallisoletano, no está excesivamente preocupado por la buena racha de Obradoiro. “No recuerdo un arranque tan bueno en LEB. Pero si algo sé de esta liga es que esto es larguísimo. El año pasado en Melilla, íbamos 15-2 con tres victorias de ventaja con respecto al segundo y todo el mundo nos daba por ascendidos. Al final las pájaras en esta liga existen, te entran las dudas, pierdes en donde no tenías que perder y cambia todo. Hay que tener paciencia, todavía nos tenemos que enfrentar dos partidos contra ellos, y ya veremos lo que ocurre”. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4) ( audio 5)

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.