15 Octubre 2010




El conjunto de Luis Guil dominó el marcador durante todo el encuentro. Sin embargo, en los instantes finales, un triple de Xavi Puyada permitió que en el Palacio de los Deportes se respirara la tranquilidad.

El CB Murcia saltó a la cancha desde el inicio dispuesto a enmendar los errores que se cometieron contra Breogán. Y así fue. La defensa mejoró notablemente en el uno contra uno y en el cinco contra cinco. La fuerza y la intensidad fueron las características que definieron el primer cuarto. El marcador de este periodo reflejaba claramente la concentración en defensa, pero también el desacierto en ataque. La distancia no fue superior, porque muchos tiros locales se salieron.

Consciente de que el tiro exterior no estaba entrando, Luis Guil, ordenó buscar más la zona interior. Coppenrath se hizo el dueño del rebote ofensivo y defensivo. Forzaba faltas a sus defensores y anotaba. Un trabajo espectacular que permitía al CB Murcia distanciarse en el marcador. A Palencia por su parte, le costaba más hacer daño dentro de la zona. Defendía con intensidad los ataques locales, pero lo estaba pasando muy mal para sumar puntos. Un triple de Morentin en los últimos segundos del partido unido a una buena defensa, permitió que el CB Murcia se marchara al descanso 15 arriba. Sin duda lo más destacado fue que solo se encajaron 22 puntos en dos periodos.

A pesar de que la ventaja daba tranquilidad, el partido no estaba acabado. En la reanudación Palencia salió “mordiendo” desde el primer segundo. Enlazaron buenas defensas con ataques muy trabajados, que tuvieron que ser cortados por Luis Guil a través de un tiempo muerto. Tim Frost y Clark, asumían la responsabilidad en ataque para Palencia. En los últimos minutos de este cuarto, el conjunto visitante acortó distancias, para llegar al final con opciones de victoria.

Palencia no pensó en ningún momento en tirar la toalla. La defensa del equipo de Nacho Lezcano en el último periodo estuvo tremenda. A ello se unió el desacierto del CB Murcia que no conseguía de ninguna de las maneras subir puntos a su marcador. Tuvo que ser Coppenrath en el palmeo de un rebote, el que rompiera la racha de 8 minutos sin anotar. A falta de un minuto y con todo por disputar, Xavi Puyada anotó un triple muy importante que daba la tranquilidad a los de Luis Guil. Una prueba más de lo igualada que está la liga.

Ahora tocan dos salidas consecutivas, que se afrontan con la recuperación de Michael Umeh pero con la baja de Taj Gray. Es importante volver con sendas victorias, para estar pegados a la parte alta. ( audio Luis Guil) ( audio Natxo Lezcano)

fuente

Crónica y estadísticas