28 Septiembre 2010




Eduardo Sánchez Arévalo, natural de Cehegín, y perteneciente al equipo Cadete 96 de nuestro club sufrió una desafortunada lesión, fractura de tibia y peroné, en un entrenamiento conjunto entre los equipos cadetes el pasado viernes.

Tras dos temporadas con nosotros, empezaba su tercera en un estado de forma excepcional, y un gran porvenir deportivo. Su capacidad de sacrificio, su esfuerzo para venir desde Cehegín y su ayuda en casa son hechos constatados que muestran su amor e ilusión por este deporte.

Sus entrenadores y compañeros están convencidos de que por todo ello muy pronto estarán de nuevo disfrutando de él.

EDU, ¡ÁNIMO!

También nos gustaría agradecer a todos los que estuvieron el viernes en el pabellón de Narciso Yepes, su interés. En especial a Ernesto González Rodríguez por su ayuda desinteresada.

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.