13 Agosto 2010

Carlos Aragón, nuevo preparador físico del CB Murcia afronta con ilusión el reto que se le presenta


Tras más de diez años junto a Luis Guil, Carlos Aragón (Madrid, 1965) no podía dejar a su compañero y amigo solo en esta nueva andadura. El preparador físico del CB Murcia está ilusionado con el reto de devolver a su nuevo equipo a la máxima categoría. Considera idónea la infraestructura del club y advierte que la pretemporada va a ser muy dura.

PREGUNTA. Después de cinco años en un club como Fuenlabrada, ¿en qué se inspira uno para tomar la decisión de dejarlo para venir a Murcia?

RESPUESTA. Fue muy fácil tomar la decisión. Cuando me reuní con Alejandro Gómez (director general del CB Murcia) lo que más me gustó de todo es que no me vendió un proyecto, me contó un proyecto que estaba viviendo con entusiasmo e ilusión. En menos de tres minutos me convenció.

P. No hay que olvidar que dejas la liga ACB para trabajar en la Adecco Oro. ¿Cómo se lleva este cambio?

R. Que el CB Murcia esté en la Adecco Oro es circunstancial. Murcia es un club ACB por estructura, por infraestructura, por calidad humana… En ningún momento pienso que he bajado de escalafón o de categoría, todo lo contrario. Sigo pensando que el reto es superilusionante.

P. A un preparador físico siempre le ayuda trabajar en una buena infraestructura, ¿qué te ha parecido lo que te ha ofrecido el CB Murcia?

R. Ya conocía el pabellón de haber venido a jugar con Fuenlabrada. Sin embargo, cuando lo he supervisado en profundidad me ha sorprendido. Tiene una pista principal magnífica, otra anexa que yo creo que no hay en ningún otro pabellón, un gimnasio muy completo… Además me han puesto todas las facilidades del mundo para poder trabajar con comodidad.

P. Faltan menos de 10 días para comenzar la pretemporada. Un periodo en el que el preparador físico se convierte en protagonista, por la carga de trabajo que imprime a sus jugadores. ¿Cómo habéis planificado esta pretemporada?

R. Hay que partir de la base de que Luis es muy trabajador. Además, por su forma de trabajar, los jugadores tienen que estar muy preparados físicamente para aguantar. Por tanto, esta pretemporada va a ser realmente dura, muy muy exigente tanto por el trabajo físico como el táctico (afirma con rotundidad).

P. ¿Hace mucho tiempo que conoces a Luis Guil?

R. Más de diez años. Comenzamos juntos en Colmenar Viejo (EBA) y desde ahí, hemos coincidido en Villalba, Coslada, en la cantera de Fuenlabrada y en la ACB, además de la selección madrileña y la selección española cadete. O sea que, somos además de compañeros, amigos.

P. ¿Ha sido determinante para decantarte definitivamente por el CB Murcia?

R. Por su puesto. Qué una persona confíe en ti y te recomiende, es muy gratificante. Luis y yo nos entendemos a la perfección y eso a la hora de trabajar ayuda mucho al equipo. Pero no todo es bueno, también tenemos nuestras diferencias (entre risas).

P. Cada vez se lleva más ese binomio entrenador-preparador físico. ¿A qué se debe?

R. Bueno, anteriormente no se le daba tanta importancia al trabajo físico. De un tiempo a esta parte ha tomado protagonismo a la hora de complementar el trabajo técnico y táctico. Por ello, los entrenadores que le dan más relevancia, intentan rodearse de un grupo de trabajo de confianza que intentan mantener aunque cambien de lugar.

P. Además del cambio profesional, es la primera vez que te vas a vivir fuera de Madrid. ¿Cómo lo estás llevando?

R. Pues sí, es la primera vez que me traslado con la familia a vivir fuera de Madrid. La ventaja es que me han recibido tan bien dentro del club y me han mostrado tanto cariño, que yo creo que todo marchará bien. Más adelante, cuando estemos metidos en el trabajo seguro que nos hemos adaptado perfectamente.

P. ¿Qué te ha parecido la ciudad en estos primeros días?

R. Pues me está gustando mucho. Estuvimos hace unos días paseando por el casco histórico y quedé encantado. Hay muchas zonas peatonales para pasear con los pequeños, y lo vi todo muy bonito. Además, en Madrid invertía 20 minutos en dejar a los niños en el colegio y 45 para llegar a Fuenlabrada. Aquí estoy a 10 minutos del colegio y 15 del trabajo. Creo que vamos a ganar en calidad de vida, estoy convencido.

fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.