09 Mayo 2010

Un 2+1 logrado por Isaac López impidió el segundo triunfo murciano lejos del Palacio


El Club Baloncesto Murcia se ha visto privado de la victoria en el último instante frente a Blancos de Rueda Valladolid en un partido que mantuvo controlado hasta el cuarto periodo. A pesar de ser un partido intrascendente, los murcianos procuraron ofrecer una buena imagen en el Pabellón Pisuerga, y así fue hasta la aparición del factor Chase en los últimos diez minutos. Los de Edu Torres controlaron casi todas las facetas del juego, con solvencia en ataque y un buen papel en defensa. Con ventaja en el definitivo parcial, el pequeño base americano de los locales, Brian Chase, destapó toda su calidad para empujar a su equipo a la victoria. Aún así, los pimentoneros defendieron la última posesión con dos puntos arriba, pero un 2+1 conseguido por Isaac López dejó el triunfo en Valladolid.

El mejor jugador del encuentro ha sido el base serbio Milos Vujanic, con 24 de valoración después de convertirse en el máximo anotador del choque y de la jornada con 27 puntos. En el bando local, destacar los 24 tantos de Chase, 14 de ellos en el último cuarto.

Quinteto habitual el que presentó el técnico local, Porfi Fisac, con Dumas, Van Lacke, Diego García, Báez y Battle. Por su parte, Edu Torres incluyó algunas novedades con respecto al partido frente a Regal Barcelona, con un cinco formado por Vujanic, Robles, Scepanovic, Asselin y Chris Moss.

Se inició el choque con ventaja local pero fue un espejismo porque dos triples de Vujanic colocaron a los murcianos con ventaja. El base serbio supo aprovecharse de la falta de intensidad de los pucelanos, y en unos minutos de gran inspiración llevó a su equipo hasta una ventaja importante en el marcador (7-17) en el 8’. La reacción local no se hizo esperar, y un parcial de 5-0 ajustaba de nuevo el tanteo. Pero Murcia se encontraba muy cómodo y combinó buenas defensas con claridad en ataque y volvió a cobrar distancia finalizando el primer periodo, terminando los primeros 10 minutos 16-25.

El segundo parcial comenzó de la misma manera que el anterior, un Valladolid anotador, pero por poco tiempo porque otra vez los de Edu Torres retomaron su buen juego ofensivo para mantener la renta. A este buen apartado sumaron una mayor intensidad defensiva que permitió a los pimentoneros robar balones para endosar un parcial de 0-8 y dejar el marcador (21-33) en el 13’. Con Vujanic en el banquillo, fue Faverani quien tomó el testigo en la anotación haciéndose grande en la pintura para seguir incrementando la renta murciana, así hasta lograr la máxima (30-45) en el 18’. Los últimos instantes de parcial, los locales mejoraron su juego y consiguieron reducir el tanteo de cara a la segunda mitad (36-45).

Tras el receso del descanso, los dos equipos saltaron a la cancha relajados lo que les llevó a cometer pérdidas y mostrarse poco acertados de cara al aro. En los siguientes minutos, como en una carrera ciclista, los de Porfi Fisac fueron haciendo la goma en el electrónico, recortando el tanteo mientras Murcia volvía a estirarlo. A cada acción positiva de los locales aparecían Vujanic o Robles, con dos acciones marca de la casa, para seguir manteniendo a los de la Capital del Segura con ventaja, terminando el tercer cuarto (54-60).

El definitivo parcial comenzó de forma distinta y con una señal clara de quien iba a ser el protagonista. Chase se destapó con 8 puntos seguidos para poner a su equipo por delante después de muchos minutos (63-62) en el 33’. Una técnica señalada a Dumas permitió a los murcianos recuperar la delantera en el marcador pero el juego ofensivo se le atrancó a los de Torres. La igualdad fue la tónica en los siguientes minutos, con alternativas de uno y otro, y sin poder ningún conjunto controlar el juego ni el tanteo. Las individualidades fueron las encargadas de llevar los últimos minutos del choque, que podía decantarse para cualquier lado. Un gran triple de Robles igualó a 80-80 a 40 segundos del final, para en la jugada siguiente sacar una falta en ataque a Chase. Murcia dispuso de una posesión para decidir y Vujanic fue a la línea del 4’60 para anotar sus dos lanzamientos. Con 8 segundos, los locales aprovecharon una acción de 2+1 de Isaac López, en otra muestra de mala fortuna para Murcia, para regalar una victoria a sus aficionados en el último partido de la temporada en el Pabellón Pisuerga.

Una crónica de Miguelín Martínez.


fuente

Crónica y estadísticas