27 Abril 2010

El Director General de C.B. Murcia asegura que “la campaña de socios va ir orientada a fidelizar a la gente que siempre ha estado con nosotros”


Alejandro, ¿cómo afronta el equipo el partido del sábado contra el Barcelona?
Ojalá las circunstancias fueran otras y pudiéramos enfrentarnos al Barcelona jugándonos el estar en la ACB, pero desgraciadamente no es así y entiendo que, para los aficionados, ver a este Barcelona, que sólo ha perdido tres partidos en todo el año, que probablemente gane la Final Four y que quizá esté entre los mejores equipos de los últimos años, sea importante. Pero también, porque no, que el C.B. Murcia sea capaz de competir, como lo ha venido haciendo en las últimas jornadas contra Valencia, Joventut y Gran Canaria, para ser capaces de dar la sorpresa.

¿Cómo va la venta de localidades?
El Barcelona siempre es un aliciente, pero no sólo para los aficionados de Murcia, sino también para los de provincias limítrofes, que no tienen otra oportunidad de poder verlo y se animan a venir al Palacio. Y luego, tendremos a nuestros fieles seguidores, esos incondicionales que después de tanto disgusto siguen apoyando al equipo. Aprovecho este momento para adelantar que la campaña de socios para la temporada que viene va ir orientada a ellos, a fidelizar a la gente que ha estado siempre con nosotros, para hacer algo un poco novedoso que vaya en su beneficio.

¿Cómo va la preparación de la próxima temporada?
En los últimos años en Murcia, el trabajo de scouting realizado por el Director Deportivo no ha servido para nada, porque la incertidumbre que rodeaba al equipo, de ver si se iba a salvar o no, impidió que se fichara lo que Paco Guillem tenía preparado o quería. Este año no tenemos ese problema y, por lo tanto, en la parte deportiva no puede haber excusas, sobre todo cuando se desciende de categoría tan rápido. Por ello, la única sensación que tenemos ahora es que tenemos que tomar impulso para ir hacia arriba rápido.

En cualquier caso, este año ha servido para arreglar los problemas que arrastraba el C.B. Murcia…
El club estaba a nivel económico mal, como todo el mundo sabe, por la salida de Tranvimur y Polaris World, pero no es justo decir que estaba mucho peor que otros equipos, aunque sí era la imagen que tenían agentes, jugadores y demás. Cuando nosotros entramos el 15 de agosto y hubo que confeccionar la plantilla, teníamos muchos problemas para que vinieran jugadores e, incluso, para contactar con agentes. La sensación que había era que el C.B. Murcia estaba muerto, que aquí no se pagaba y que todo era un desastre. Además, en las últimas temporadas había un monopolio de un agente, que era quien hacía el equipo, y entiendo que, a veces, cuando se cambian las cosas, molesta, e interesa crear una cortina de humo, como la huelga del año pasado, y todo eso distorsiona la realidad. La realidad era que el club tenía problemas, como otros muchos equipos, pero, a día de hoy, están subsanados y la situación económica, para la que está cayendo, es muy buena, por lo que, en ese sentido, tenemos que estar muy contentos.

¿Qué política se ha llevado a cabo a la hora de fijar el precio de las entradas?
Los abonados no tienen que pagar el sábado y el resto de precios, creo que son los mismos que contra Madrid; precios normales de cualquier equipo de ACB cuando vienen este tipo de partidos, y no son para lanzar las campanas al vuelo. A nosotros nos interesa que la gente venga a apoyarnos, porque a veces es más importante tener el Palacio lleno que ir directamente a la peseta. La caja de este partido no repercute ni en un 0,5 por ciento del presupuesto del club.

¿Qué criterios se van a seguir en la confección de la futura plantilla?
Nos equivocaríamos si empezamos a configurar la plantilla empezando con los nombres, porque creo que hay que hacerla en función de hombres, porque la liga LEB demuestra cada año la dureza que tiene y, aunque sea la segunda tras la ACB, está contrastado que está dentro de las mejores ligas europeas. Es una competición con defensas fuertes y una riqueza táctica superior a la ACB; es una liga demasiado compleja como para empezar a pensar que nos tenemos que quedar con jugadores que tienen un nombre. Creo que, de los efectivos que hay este año en la plantilla, se valorará quién puede jugar en LEB, quién quiere jugar y quién nos sirve realmente. La ventaja que tenemos, con respecto a otros años, es que podemos hacer un equipo totalmente nuevo, ya que no tenemos ningún lastre de ningún contrato y, de este modo, estamos en la mejor situación posible dentro de la debacle deportiva, porque podemos confeccionar la plantilla a nuestro gusto. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4) ( audio 5) ( audio 6) ( audio 7) ( audio 8)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.