18 Abril 2010

En otro final apretado, el acierto en los triples finales de Tucker decantaron el encuentro


El Club Baloncesto Murcia no ha podido brindar otra victoria a su público, en un partido que ha dominado durante muchos minutos y donde sólo el acierto de Tucker en los instantes finales ha dejado el triunfo en el lado badalonés. Después de un comienzo dubitativo, los murcianos realizaron un gran segundo cuarto para marchar con ventaja al descanso. La Penya ha continuado a remolque hasta el último período, con desventajas de hasta 12 puntos, y viendo como los locales estaban más asentados que ellos en la cancha. Así hasta que en los últimos diez minutos ha aparecido el efecto Tucker, que ha conseguido la victoria para su equipo.

El escolta americano ha resultado el jugador más valorado del choque con 26 puntos, después de sumar 19 tantos y capturar 7 rebotes. En el bando local, destacar la pareja de bases, Williams y Vujanic, con 22 de valoración cada uno, y 19 y 23 puntos anotados respectivamente.

Edu Torres comenzó de inicio con el quinteto formado por Vujanic, Scepanovic, Amara Sy, Asselin y Faverani. Por su parte, el técnico madrileño Pepu Hernández dio salida a Valters, Tripkovic, Pere Tomás, Koffi y Hernández-Sonseca.

Frío arranque el de los murcianos, que se dejaron dominar por el rival en los primeros minutos de partido. La Penya endosaba un 0-9 de parcial que dejaba el tanteo 2-11 en el 4’, y que pudo romper Scepanovic desde la línea de tres puntos. Los locales no conseguían cerrar bien el rebote en su aro, lo que aprovechó DKV, y las pérdidas también permitieron que los visitantes mantuvieran la distancia (9-17) en el 7’. Los pimentoneros no encontraban fluidez en su juego, y sólo las acciones individuales de Vujanic eran el arma de los locales contra su rival. El parcial finalizó 13-22, con un Joventut cómodo en la cancha.

La salida de Williams a pista dio otro aire a los de Edu Torres y, un triple suyo en el inicio del segundo cuarto, despertaba a un Murcia apagado hasta ese momento. El conjunto catalán perdió su juego y se vio desbordado por los murcianos que, con un triple de Moncasi, se colocaban por delante tras un 10-0 de parcial. Williams ofreció fluidez de juego a su equipo, pero en estos minutos el protagonista fue el pívot catalán Moncasi, que se multiplicaba en los dos tableros para anotar y defender con solvencia. Una canasta suya otorgó a los pimentoneros su primera gran diferencia (39-29) en el 19’, sumando su punto número 11 en este período. La intensidad defensiva de los de Torres se incrementó con respecto al primer parcial, dejando a su rival con tan sólo 9 puntos en estos diez minutos, y un marcador de 41-31 al descanso.

En la reanudación del choque Murcia saltó a la pista con sus dos bases, Williams para la dirección y Vujanic para la anotación. La Penya intentó agarrarse cuanto antes al partido, con dos triples de Valters y Tomás (45-39) en el 22’, pero fueron contestados por Vujanic, muy acertado en estos minutos. El encuentro se desarrollaba de tú a tú, con un Murcia que no perdía la cara al partido y sabiendo mantener la distancia crítica de los diez puntos (57-47) en el 27’. Sin embargo, las aspiraciones de los visitantes pasaban por recortar la diferencia antes del último período para llegar con opciones, y un parcial de 0-9 acercaba 63-59 a los de Pepu Hernández de cara al parcial definitivo.

Este cuarto lo inauguró con un triple el protagonista final del choque, Clay Tucker, y los badaloneses en el minuto 33’ consiguieron igualar el tanteo (66-66). En los minutos siguientes, las constantes alternativas en el marcador fueron la tónica, con un intercambio de golpes que esperaba el fallo del contrario, pero unas defensas más relajadas permitieron ese baile de puntos en el electrónico. A falta de 3 minutos, el tanteo reflejaba máxima igualdad (77-77) y en ese momento apareció Tucker para condenar a los murcianos con sus lanzamientos desde el 6’25. Un triple de Williams a 40 segundos del final igualaba la contienda 82-82, pero el escolta visitante lo devolvió y entró en el aro local como un mazazo. Los murcianos procuraron llevar el partido a la prórroga, pero la pequeña ventaja alcanzada por el Joventut fue suficiente para llevarse la victoria a Badalona con un marcador final de 86-87.

Una crónica de Miguelín Martínez.
fuente

Crónica y estadísticas