09 Abril 2010

El técnico catalán cree que el CID “es un pabellón difícil, pero no inexpugnable”


El entrenador del Club Baloncesto Murcia, Edu Torres, comenzaba esta mañana su rueda de prensa refiriéndose a la trascendencia de la lesión de Prestes, ya que “una de las cosas buenas de esta temporada ha sido la evolución de Paulao; un jugador que, aunque no pertenece al club, había sido una inversión que sí había salido bien, sobre todo por su gran progresión como profesional, que le ha permitido progresar también como jugador”.

Y es que, para el técnico catalán, “estaba siendo un jugador muy consistente dentro del equipo y su lesión me sabe mal sobre todo por él y por esa progresión personal y deportiva”, al tiempo que lamentaba que “si hay pocas cosas que tengan consistencia y pierdes a una de ellas, lógicamente resulta una baja sensible”.

Respecto a la posibilidad de que el equipo pueda bajar definitivamente los brazos, Torres afirmaba que “podría haber pasado también hace unas semanas y, en cambio, independientemente de que los resultados no sean positivos, creo que el equipo está cumpliendo con dignidad”. “Por eso, espero una vez más que sigamos en una línea buena”, aseveraba.

Por otro lado, el entrenador murciano opinaba sobre el rival de este domingo (12.30 horas; 7RM): “Gran Canaria es un equipo que, desde hace muchos años, tiene una línea muy coherente de funcionamiento, siempre con unas composiciones de equipo muy buenas y, además, garantiza muchas victorias en casa. Creo que las peculiaridades del pabellón, al ser muy pequeño y tener la gente muy encima, garantiza un gran número de victorias y eso siempre ayuda. Por lo tanto, es una salida muy difícil, porque el equipo se mantiene desde hace muchos años con una base de jugadores importantes que continúan, como es el caso de Marcus Norris, Jim Moran o Savané, que tienen un rendimiento muy estable, y eso les ayuda mucho”.

Asimismo, sobre la dificultad que conlleva jugar en el CID (Centro Insular de Deportes), indicaba que “inexpugnable no es, porque también han perdido partidos, pero sí que es verdad que es un pabellón peculiar que, aunque no llegue a las 5.000 personas, los aficionados están ahí, a pié de pista”.

Sobre su futuro, Torres respondía que “nunca suelo pensar de esa forma y en una situación como ésta no he tenido más remedio que pensar a corto plazo”, mientras añadía que “claro que tengo mis retos personales, pero ahora mismo no pienso en salvar mi culo, por poner un ejemplo”.

“Después, creo que los jugadores, en esa línea de intentar dar cada uno lo mejor cada semana, podemos incluirles el prestigio o su carrera profesional, porque creo que todo eso tiene que estar en la cabeza de cada jugador sin ninguna duda”, explicaba.

Igualmente, el entrenador del primer equipo baloncestístico regional confesaba que, ante la baja de Prestes, “no adjudicaré los minutos de antemano, estoy abierto a que, en cada entrenamiento, cada uno pueda demostrar su grado de implicación o su nivel de estado de forma; después el propio partido puede demandar muchas cosas”. “Cuando un jugador está a disposición del equipo puede jugar más o menos en función de muchas cosas”, apostillaba.

Por último, Edu Torres se refería a las circunstancias de Moss de la siguiente manera: “Sinceramente, no creo que sea una situación nada fácil para él; primero, porque ha quedado fuera del equipo y después porque es un jugador que, ahora mismo, no tiene un reconocimiento o respeto por parte del aficionado local. En cambio, es un tío que los tiene muy bien puestos y viene aquí, cada día, a hacer lo que tiene que hacer y con la máxima profesionalidad. Uno puede hacerlo bien o mal por muchas razones: por no tener la capacidad o por ser un sinvergüenza, y dentro de ese abanico de posibilidades, me da la sensación de que él es cualquier cosa menos lo último que acabo de decir”. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4) ( audio 5) ( audio 6) ( audio 7)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.