04 Abril 2010

El impulso final de Shammond Williams dio opciones a los pimentoneros ante un conjunto valenciano muy acertado en el tiro exterior


Gran encuentro el disputado por el Club Baloncesto Murcia ante uno de los gallitos de la liga, Power Electronics Valencia, que finalmente se ha hecho con el partido gracias a la inspiración de sus hombres de perímetro. Los locales comenzaron muy lastrados tras la grave lesión de su pívot titular, Paulo Prestes, que enmudeció al Palacio, pero con mucha casta supieron reponerse para poner las cosas muy difíciles al equipo valenciano. Los de Edu Torres marcharon con ventaja al descanso, pero un tercer período con 6 triples de 7 intentos de los visitantes marcó la segunda mitad. En los instantes finales, el pundonor de los murcianos, encarnado en la figura de Williams, acercó a los locales a tan sólo dos puntos, pero finalmente no pudieron consumar la remontada.

El mejor jugador del encuentro fue el americano Shammond Williams, que alcanzó los 31 de valoración con 22 puntos y 9 asistencias, que le han situado de nuevo como mejor asistente de la jornada. En los visitantes, la figura de Rafa Martínez ha vuelto a ser decisiva para su equipo, así como los 27 tantos sumados por Nando de Colo.

Edu Torres presentó de inicio el quinteto formado por Williams, Robles, Amara Sy, Faverani y Paulo Prestes. Del lado valenciano, Spahija dio salida a su cinco habitual con De Colo, Rafa Martínez, Claver, Nielsen y Kosta Perovic.

Los dos equipos saltaron con intensidad a la pista, pero el partido pronto quedó condicionado por la lesión del brasileño Prestes. La reacción de todos los hombres sobre la pista fue de mucha preocupación por lo sucedido al joven pívot, que fue ovacionado por el público en su salida en camilla del Palacio. No existía mucho dominio de ningún conjunto, pero los visitantes aprovecharon un parcial de 0-7 para cobrar una pequeña renta (9-15) en el 5’. Murcia continuó la estela, y los tiros libres lo mantuvieron cerca del rival. El juego interior de los taronja también empezó a limitarles al sumar Lishchuk su tercera personal. Los pimentoneros consiguieron reengancharse al partido y en la última jugada de este primer período, un triple de Asselin colocaba la máxima igualdad 25-25.

En el segundo cuarto, los pupilos de Edu Torres se dispusieron a tomar el control del partido y con un 7-0 de parcial establecieron su primera renta (32-27) en el 12’. Los visitantes abortaban rápidamente cualquier intento de despegue de los murcianos hasta igualar el choque (36-36) en el 15’. Una técnica señalada a Perovic supuso la cuarta personal del pívot valenciano y los locales trataron de aprovechar esa circunstancia con buenos minutos de sus interiores Faverani y Moncasi, consiguiendo la máxima ventaja del encuentro en el 18’ (48-41). Los de Spahija pudieron reaccionar apoyándose en el joven Simeón y Víctor Claver para terminar llevando el choque al descanso con la mínima renta para los pimentoneros 51-50.

La segunda mitad se inició con un triple de Rafa Martínez, dando una pista de lo que iba a suceder en esos diez minutos. A pesar de ello, Murcia se encontraba muy metido en el partido y una canasta de Robles volvió a situar a los locales por delante (56-55) en el 22’. Dos triples consecutivos de Claver empezaron a quebrar la igualdad que hasta ese momento estaba existiendo sobre la pista, así hasta anotar los valencianos 6 triples seguidos sin fallo, que los de Torres no pudieron contrarrestar (64-76) en el 27’. El partido se estaba decantando del lado visitante y el buen hacer de los murcianos no era suficiente para parar el acierto exterior de los taronja, finalizando el tercer parcial con clara ventaja para los visitantes 66-78.

Murcia intentó desde el comienzo del último período recortar la diferencia, pero no encontraba la claridad en su juego ofensivo. Los de Spahija procuraron mantener la renta, alcanzando su máxima en el 33’ (69-84). El encuentro estaba casi decidido, pero Torres ordenó a sus hombres una defensa en zona que poco a poco fue atascando el ataque de los valencianos. Dos triples seguidos de Amara Sy y Williams a falta de un minuto y medio devolvía la esperanza al Palacio (87-91) y asustaron a un rival que ya había dado el partido por ganado. Sy consiguió presionar con un triple que dejaba a los murcianos a dos puntos (92-94), pero al final faltó tiempo para poder cumplir con la remontada en un buen partido de los dos equipos.

Una crónica de Miguelín Martínez.


fuente

Crónica y estadísticas