02 Marzo 2010

El ala-pívot del CB Murcia cree que “si salimos de esta situación, todo el mundo hablará bien de nosotros”


El interior del Club Baloncesto Murcia, Chris Moss, afirmaba esta mañana en rueda de prensa que, en el seno del equipo, “hay mucha presión, pero no podemos llorar” y añadía que “tenemos que seguir trabajando para ver qué pasa”.

Y es que, aunque el jugador norteamericano reconocía no haber pasado por una situación deportiva similar, “siempre hay una primera vez para todo y, si salimos de esta situación, todo el mundo hablará bien de nosotros”. Además, explicaba que “no estamos pensando en los números, sólo nos preocupamos del próximo partido”.

Respecto al partido disputado el pasado domingo contra Unicaja de Málaga, Moss señalaba que “hemos jugado bien durante 29 minutos, pero seguimos en el mismo rollo”. “Cuando las cosas se ponen mal, no sabemos cómo arreglarlas y, en situaciones así, el equipo tiene que estar unido, porque si cada uno va por su lado, las cosas van peor”, matizaba.

“Yo, por ejemplo, siempre juego al límite, hay partidos en los que voy a hacer muchas faltas y otros en los que no, porque nos las pitan”, comentaba, al tiempo que confesaba que “siempre juego duro, intentando defender mucho”. “No creo que podamos cambiar nuestra intensidad defensiva intentando no hacer faltas, porque así recibes muchas canastas fáciles”, admitía.

Asimismo, el ‘7’ murciano aclaraba que “el entrenador está decepcionado como todos nosotros por perder el partido y por la manera en la que lo hemos hecho”. “Pero, ahora, estar cabreado no sirve de mucho y no nos ayuda, porque todos estamos aquí, luchando por el mismo objetivo”, sentenciaba, para subrayar que “hay que seguir juntos y trabajando para intentar ayudarnos”.

“Yo creo que el vestuario está bien para la situación en la que estamos. Está claro que ninguno de nosotros está celebrando nada, porque estamos perdiendo, pero en el vestuario no existe ningún tipo de problema, ni de química ni de nada”, aseguraba.

“Sí, tenemos que creer. Por ejemplo, nosotros seguimos creyendo que vamos a ganar cada partido cuando salimos a la pista, sino ¿por qué saldríamos a jugar? Hay que creer hasta el final e incluso cuando no sea posible, hay que seguir creyendo”, aseveraba.

Sobre su próximo rival, opinaba lo siguiente: “Cajasol es un equipo bueno, completo, con un estilo de juego muy agresivo. En su pista nos ganaron de mucho, pero éste es un partido diferente y tenemos que salvarlo”.

Por último, indicaba que “estamos motivados porque no podemos perder. Sabemos que es muy poco probable que podamos ganar de 50 puntos de diferencia, pero vamos a intentar ganar el partido”. “No estamos en una posición que nos permita decir que, como nos han ganado de 44 vamos a ganarles de 45, porque estamos intentando vencer de un punto”, finalizaba. ( audio 1) ( audio 2) ( audio 3) ( audio 4) ( audio 5) ( audio 6) ( audio 7) ( audio 8) ( audio 9) ( audio 10) ( audio 11)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.