28 Febrero 2010

Un parcial de 0-9 para los malagueños en el final del tercer cuarto decantó la victoria para los de Aíto


El Club Baloncesto Murcia no consigue imponerse al conjunto malagueño, en un partido en el que han tenido sus opciones y han llegado a colocarse por delante en el marcador mediado el tercer período. Los de Edu Torres han tratado de no perder la cara al encuentro en ningún momento, pero un parcial de 0-9 finalizando el tercer cuarto ha abierto una brecha que ya no han podido remontar. Unicaja ha encontrado en el Murcia un difícil rival, pero su acierto exterior en determinados momentos y su mayor poderío en la pintura han decantado el choque del lado visitante, en un equipo que trata de consolidar su presencia en los play offs por el título.

Paulo Prestes y Milos Vujanic, del C.B. Murcia, y Omar Cook, de Unicaja, fueron los jugadores más valorados del encuentro al sumar 19 puntos, destacando el nuevo doble-doble del jugador brasileño, con 12 tantos y 10 rebotes, y los 21 puntos encestados por el base serbio, que le han servido para finalizar como máximo anotador.

Debut con el equipo murciano de Shammond Williams y principal novedad del quinteto de Edu Torres, quien también presentó de inicio a Robles, Amara Sy, Moss y Prestes. De lado malagueño, el cinco inicial del técnico Aíto García Reneses lo formaron Dowdell, Berni Rodríguez, Printezis, Jiménez y Archibald.

No llegaban ambos equipos en su mejor momento a este encuentro, el Murcia muy necesitado, y Unicaja con la obligación de consolidar su posición de play off tras decir prácticamente adiós a la Euroliga. Esta situación se tradujo en imprecisiones y pérdidas, y tuvo su reflejo en el marcador, anotando tan sólo dos canastas cada uno en los primeros cinco minutos (4-5). Fueron instantes de alternancia en el tanteo, y con buenos minutos para Scepanovic en su regreso (11-10) en el 8’ tras un triple del montenegrino. La segunda unidad comenzó a desatascar el juego ofensivo de los dos equipos, y si en Murcia Scepanovic y Vujanic habían tomado las riendas, en el conjunto malagueño lo hizo Cook, con tres triples en este período. Uno de ellos desde el medio campo y sobre la bocina, cerraba el primer parcial con ventaja para los de Aíto (16-20).

El segundo envite se inició con Moss en el banquillo tras cometer su tercera personal, lo que aprovechó Unicaja para cobrar su mayor renta hasta ese momento (16-23) en el 12’. Murcia no encontraba el aro rival con facilidad y Edu Torres se vio obligado a solicitar tiempo muerto, tras el cual sus pupilos tomaron buena nota y endosaron un parcial de 10-2 que les situó por delante (26-25) en el 15’. La defensa murciana mejoró con Sy en pista, y ambos equipos disputaron los últimos minutos de igual a igual, con mucha intensidad y con diferencias mínimas. Una última canasta de Freeland antes del descanso dejaba el tanteo 33-36 para la segunda parte.

Aíto intentó en el reinicio del juego imponer más intensidad en la defensa de su equipo, pero la igualdad continuó siendo la tónica dominante. A pesar de los intentos del conjunto de la Costa del Sol por distanciarse en el electrónico, un extraordinario Robles lo impidió. El escolta murciano se convirtió en el auténtico jugador microondas que es y anotó 11 puntos en este cuarto, con tres triples, lo que permitió que, tras un robo de Vujanic, Murcia volviera a dominar el tanteo (48-47) en el 25’. Después de unos instantes con igualdad en el marcador, un triple del griego Printezis, el mejor jugador visitante en este parcial, supuso el inicio de un parcial de 0-9 para los de Aíto que terminaron el período con una renta importante, viendo las diferencias que se habían dado en el encuentro hasta ese momento.

Estos últimos minutos de tercer cuarto dejaron a los murcianos muy tocados, y el equipo andaluz consiguió en el arranque del último parcial establecer su máxima renta (54-67) en el 32’, mientras que Murcia sólo conseguía anotar desde la línea de tiro libre. Sin embargo, una reacción de sus dos bases, Williams y Vujanic, abrió un parcial de 8-0 para los pimentoneros que les colocaba otra vez en el partido (62-67) en el 34’, pero Printezis de nuevo desde el triple cortaba el impulso local. Murcia trató de ir en los minutos finales de poder a poder contra los malagueños, pero el partido ya estaba roto y los visitantes supieron aprovechar ese golpeo para mantener su renta, gracias a un inspirado Berni Rodríguez, y terminar llevándose la victoria del Palacio por 74-89.

Una crónica de Miguelín Martínez


fuente

Crónica y estadísticas