06 Diciembre 2009

Los hombres de Moncho Fernández tuvieron opciones de victoria, pero la balanza cayó del lado vasco


Nueva derrota del Club Baloncesto Murcia en el Palacio ante el Bizkaia Bilbao Basket, en un encuentro que ha presentado algunas similitudes al de la pasada semana frente a Estudiantes. Tras remontar una diferencia de 17 puntos que los visitantes alcanzaron en el tercer cuarto, los murcianos llegaron al final de partido con posibilidades de victoria. A falta de 20 segundos se repetía la historia, y Bilbao tenía posesión y dos puntos por encima, ventaja que supo administrar desde la línea de tiros libres, después de un triple errado por Vujanic que pudo igualar el choque en la última jugada.

El jugador más valorado del partido ha sido el bosnio Marko Banic con 25 puntos, tras anotar 13 tantos y capturar 9 rebotes. En el C.B. Murcia, reseñar la actuación de los hombres interiores, con 14 puntos y 9 rechaces de Prestes, para 20 de valoración, y los 10 puntos y 7 capturas del americano Chris Moss.

Murcia saltó a la pista con la novedad de Albert Moncasi en el cinco inicial, acompañado de Vujanic, que recuperaba titularidad, Robles, Powell y Moss. El entrenador visitante, Txus Vidorreta, presentó de inicio a Javi Rodríguez, Seibutis, Mumbrú, Markota y Banic.

Comenzaron con dudas los murcianos ante la importancia del encuentro, concediendo las primeras ventajas al equipo vasco que, sin mostrarse sobrado de fundamentos en ataque, estableció un primer parcial de 4-12 en el 5’ que obligó a Moncho a solicitar tiempo muerto. La poca rotación de balón de los locales llevó al entrenador murciano a colocar al lituano Delininkaitis en el puesto de base, pero las pérdidas impedían a Murcia coger ritmo anotador, aunque en el tramo final de cuarto lo suplió mejorando su defensa dejando el marcador del primer parcial 11-18.

Un triple de Robles inauguró el tanteo en el segundo cuarto, acercando a su equipo, pero el conjunto vasco mejoró su acierto desde más allá del 6’25 (5/7 en triples en este parcial) y consiguió incrementar su ventaja hasta doblar en el electrónico a los murcianos (14-28) en el 14’. Los triples de Blums y Guardia llevaron a Bilbao a alcanzar su máxima diferencia del encuentro (20-36) en el 16’, pero reaccionaron los de Moncho que pudieron recortar el tanteo desde la línea del tiros libres de cara a la segunda parte, dejando el marcador 31-41.

Se reinició el encuentro con intercambio de canastas que mantenía la diferencia de los vascos, pero tras una canasta concedida a Mumbrú por tapón ilegal de Prestes, los árbitros señalaron una técnica a Robles permitiendo de nuevo el despegue de los visitantes, que alcanzaron la máxima renta del choque (44-61) en el 26’. Los pimentoneros no bajaron los brazos y con dos triples de Scepanovic y Delininkaitis se engancharon de nuevo al partido, estableciendo un parcial de 11-2 en el final de cuarto que dejaba el tanteo 55-63 y el partido abierto para el último envite.

Murcia imprimió mucha intensidad en el comienzo del último cuarto y logró colocarse 4 puntos abajo (59-63) en el 32’, con buenos minutos de Moncasi, que machacó dos veces la canasta visitante tras sendas asistencias de Prestes. Con un juego muy trabado, los de Txus Vidorreta no permitieron la remontada y con un 0-5 de parcial volvieron a estirar el marcador, mientras que los locales hacían lo propio, en unos minutos en los que el tanteo era una goma que no terminaron de romper los murcianos. Un triple de Delininkaitis subía el 73-75 a tan sólo 20 segundos del final. Como la pasada semana, Murcia estaba dos puntos abajo y la posesión era visitante. Consiguió situarse a 1 punto (75-76) restando 16 segundos, pero el acierto en los tiros libres de Blums y Salgado aseguraron el triunfo de los vizcaínos, el primero fuera de casa, e impidió a los pimentoneros conseguir una victoria importante de cara a sus siguientes partidos fuera del Palacio.

Una crónica de Miguelín Martínez
fuente

Crónica y estadísticas