18 Octubre 2009

Los locales dominaron un encuentro en el que sobresalió Chris Moss con 18 rebotes


Primera victoria del Club Baloncesto Murcia en esta temporada ante el Suzuki Manresa, en un partido muy importante para los locales ya que los catalanes llegaban al Palacio invictos, mientras que los murcianos debían revertir las derrotas sufridas frente a Caja Laboral y Fuenlabrada. El conjunto pimentonero dominó todo el encuentro alcanzando diferencias de hasta 23 puntos en el tercer periodo y terminando el choque con una gran ovación del público puesto en pie para seguir la última posesión. El mejor hombre del partido fue Chris Moss con un doble-doble logrado con 11 tantos y una cifra espectacular de 18 rebotes, nueve de ellos en ataque, para terminar con 32 de valoración. Del lado manresano destacar la actuación del base Dani López, que finalizó el encuentro con 17 puntos.

Ambos conjuntos saltaban a la pista con los mismos quintetos presentados en sus respectivos partidos disputados esta semana, con Vujanic, Robles, Scepanovic, Moss y Prestes del lado murciano, y con San Miguel, Grimau, Montañez, Alzamora e Ivanov por parte del cuadro catalán.

Los hombres de Moncho Fernández comenzaron muy concentrados el encuentro, mostrando una buena defensa y muy inspirados en ataque con triples de Moss, Robles y Vujanic, que permitieron alcanzar las primeras diferencias, aunque vieron como el pívot brasileño Paulao Prestes se tenía que sentar pronto en el banco con 2 faltas. La dinámica continuó consiguiendo en el minuto 7 su máxima diferencia en el electrónico (18-7), lo que obligó al entrenador visitante, Jaime Ponsarnau, a solicitar tiempo muerto. Este primer periodo terminó con la tercera personal de Prestes a tan sólo una décima del final, pero con los murcianos destacados en el marcador (22-14).

El equipo manresano pareció reaccionar en el comienzo del segundo cuarto con un parcial de 0-7 tras el triple del pívot americano Nivins que ajustaba el tanteo (22-21), pero un excelente Moss en la pintura cortaba la progresión del conjunto catalán con una canasta tras dos rebotes ofensivos. Con buenos minutos para los murcianos con Faverani y Moncasi ya en pista, el serbio Vujanic estiraba de nuevo el marcador con 5 puntos consecutivos (29-23) en el minuto 17. El período finalizó con la buena aportación de Moncasi en ataque, con 5 puntos seguidos para su equipo, y sobre todo el recital en ambos tableros del americano Moss que llegaba al tiempo de descanso con 7 puntos y 10 rechaces.

El conjunto local reanudó muy enchufado el choque en el tercer periodo con un parcial favorable de 6-0, gracias a un 2+1 conseguido por Paulao. Poco a poco, los hombres dirigidos por Moncho Fernández fueron abriendo mayores diferencias en el electrónico, consiguiendo la máxima del partido (59-36) antes de finalizar este parcial y con un Manresa muy desacertado en el tiro exterior. El periodo terminó con una diferencia de 20 puntos para los de la Capital del Segura (61-41).

Con el partido casi sentenciado, los pupilos de Ponsarnau arrancaron el último cuarto del encuentro dispuestos a reducir el tanteo, sobre todo de cara al basketaverage, con unos jugadores murcianos notando el exceso de minutos como Vujanic y Scepanovic. Gracias al acierto del base Dani López, los visitantes lograron acercarse (69-63) en el último minuto, pero con un público en pie entregado y aplaudiendo, los murcianos finalizaron el encuentro 73-63, logrando así la primera victoria en ACB del entrenador gallego Moncho Fernández.

                                                                 Una crónica de Miguelín Martínez
fuente

Crónica y estadísticas