11 Octubre 2009

El triunfo de los de Ivanovic se fraguó en los últimos 7 minutos del choque, cuando los locales se perdieron en ataque y en defensa


El Club Baloncesto Murcia ha caído esta mañana en su debut liguero ante el Caja Laboral por 22 puntos de diferencia (66-88), en un marcador muy abultado para los murcianos después de un flojo último cuarto. Durante gran parte del choque, la igualdad fue máxima, con pequeñas diferencias y alternancias en el electrónico hasta el comienzo del cuarto período en el que los baskonistas tomaron una ventaja decisiva que los pupilos de Moncho Fernández no pudieron recuperar. Por parte del C.B. Murcia, buenos números para Chris Moss, que rozó las dobles figuras con 11 puntos y 9 rebotes, y Delininkaitis con 12 tantos, mientras que en el Caja Laboral destacaron San Emeterio y Barac con 22 y 20 puntos respectivamente.

El Palacio de Deportes esperaba con ganas el debut de su equipo ante uno de los gallos de la liga, saliendo a pista como primer quinteto titular murciano Vujanic, Robles, Powell, Moss y Paulao Prestes. De lado vitoriano, el técnico Dusko Ivanovic presentó de salida a Ribas, English, San Emeterio, Teletovic y Splitter.

El partido comenzó con mucha intensidad por ambos conjuntos, alternando canastas y buenas defensas, y permitiendo ver un bonito duelo entre los brasileños Prestes y Splitter. La rápida segunda falta cometida por el escolta Pedro Robles aceleró el debut en ACB del lituano Tomas Delininkaitis, a la postre, máximo anotador del conjunto pimentonero, finalizando el primer parcial en empate (20-20).

El arranque del segundo período mantuvo la intensidad del primero con la segunda unidad de los murcianos en pista, con buenos minutos para el joven base murciano José Antonio Marco, lo que posibilitó una pequeña diferencia en el marcador para los de Moncho tras un triple de Faverani (26-22). Poco a poco, el conjunto de Ivanovic se recompuso gracias a la aportación en la zona de Barac, alcanzando su máxima diferencia (33-38) en el minuto 18, después de un 2+1 del bosnio. Tras un eléctrico último minuto con una continuación de triples entre Vujanic, English y Delininkaitis, el partido llegó al descanso con una mínima diferencia para los visitantes (42-43).

Por el receso volvieron los titulares del equipo murciano, y se pudo ver al mejor Moss de este año, con buenas acciones defensivas, que le condujo a ser máximo reboteador del encuentro con 9 rechaces, y también buenas acciones ofensivas. El gran juego colectivo de los hombres de Moncho en este parcial impidió el despegue de los vitorianos, a pesar de la cuarta falta de Robles que le llevó al banco, con tan sólo 4 puntos de diferencia para afrontar el último período (59-63).

Los problemas en la anotación de los murcianos permitieron en el último envite el despegue de los hombres dirigidos por Ivanovic, a lo que se sumó alguna discutida decisión arbitral, como una antideportiva señalada al americano Moss, que terminó por desarbolar al conjunto pimentonero, incapaz ya de poner freno al impulso de Barac, jugador más valioso del partido (29), y la capacidad anotadora de San Emeterio, que con 22 tantos finalizaría como máximo anotador.
fuente

Crónica y estadísticas