11 Diciembre 2008

La peña ‘Zona Pimentonera’ hace un llamamiento a la solidaridad para que, por medio del baloncesto, se pueda ayudar a la gente con menos recursos


La solidaridad tiene una cita con el baloncesto el próximo 28 de diciembre en el Palacio de Deportes. Y es que la peña ‘Zona Pimentonera’ ha organizado la IIIª Recogida de Alimentos, la cual se llevará a cabo durante la celebración del encuentro en el que el Club Baloncesto Murcia recibe al CAI Zaragoza (12:30 horas). Toda la comida recaudada será donada por segundo año consecutivo a las ‘Hermanitas de los Pobres’.

Lo que se pide, por tanto, es que cada aficionado traiga alimentos no perecederos ese día, el cual coincide con la promoción del club de obsequiar a cada socio con una invitación para dicho enfrentamiento.

“Esta iniciativa nació hace tres años con la idea de que tuviera continuidad, que se convirtiera en una tradición, para que entre Zona Pimentonera y el CB Murcia se desarrollaran más actividades que la puramente baloncestística”, explica Ginés Soto, presidente de ZP, mientras añade: “Nosotros tenemos claro que formamos parte de esta sociedad y como tal nos sentimos comprometidos con sus problemas”.

Como bien indica Soto, esta actividad comenzó a desarrollarse cuando el equipo murciano regresó a la Liga ACB, hace ya tres temporadas. Desde entonces, no ha hecho más que crecer, porque si el primer año se recaudaron 2000 Kg de alimentos, en la campaña anterior se superaron los 3000. Y en esta ocasión, para romper también con éxito con la última marca, se ha pensado en dos ideas novedosas: realizar un sorteo entre los participantes (de dos camisetas oficiales y cuatro lotes de productos CB Murcia) y extender la recogida no sólo a los aficionados, sino también a las empresas, especialmente a las dedicadas a la alimentación.

“Este año intentaremos contactar con diferentes supermercados para que cada uno aporte su granito de arena”, expone Ginés Soto, al tiempo que completa su proposición: “También nos dirigimos, en este sentido, a los aficionados que tengan negocios alimenticios o conserveros, para que nos ayuden con esta iniciativa”.

Por último, Soto rememora algunas anécdotas que se han dado en las dos experiencias anteriores y que, sin duda, quedarán grabadas en la retina de todos. El primer año, por ejemplo, colaboraron –al igual que al siguiente- los dos primeros equipos del club (el de la Liga ACB y el del Baloncesto en Silla de Ruedas). Además, Marcus Fizer realizó una aportación económica muy generosa y el presidente de la entidad (Salvador Hernández) contribuyó personalmente con varias cajas de alimentos.

En la segunda edición sorprendió Federico Kammerichs, ya que el argentino llenó su coche de innumerables productos que cedió, así como la empresa ‘NUBIA’, que se personó en el club para proporcionar artículos que produce, tales como espárragos, atún, berberechos, etc. ( audio) ( audio)
fuente

Club Baloncesto Murcia, S.A.D.