07 Diciembre 2008

Aunque los de Spahija se llevaron la victoria, los de Hussein se lo pusieron muy difícil y nada estuvo decidido hasta el último minuto del partido, cuando los valencianos se impusieron por 65-78


El Palacio de Deportes fue testigo de un enfrentamiento muy igualado entre el CB Murcia y el Pamesa Valencia, que jugó sin su estrella, Víctor Claver. Ambos conjuntos estuvieron muy igualados durante todo el partido, a excepción de los primeros cinco minutos del segundo cuarto, cuando los visitantes alcanzaron una ventaja de doce puntos. El local, que llegó a captar cuarenta y tres rebotes durante el choque, supo recuperar posiciones y mantenerlas durante el tan temido tercer periodo, que, en los últimos partidos, ha sido su talón de Aquiles. En esta ocasión, el marcador estuvo prácticamente empatado hasta el final, cuando los valencianos se llevaron el partido, aunque, eso sí, con mucho esfuerzo.

Neven Spahija escogió como cinco inicial a Shammond Williams, Ruben Douglas, Rafa Martínez, Albert Miralles y Kosta Perovic. Por su parte, Manolo Hussein seleccionó a Chris Thomas, Donatas Slanina, Taquan Dean, Lamont Barnes y Diego Fajardo.

Los de Hussein salieron cargados de energía y siempre fueron un paso por delante, aunque un Pamesa que destacó por su juego interior, encabezado por Perovic, no dejó que llegasen a conseguir una ventaja superior a cuatro tantos. A pesar de lo dicho, fueron dos triples seguidos de Avdalovic, más otros dos tiros libres, los que consiguieron que la armada visitante llegase con ventaja (22-26) al segundo cuarto. La gran sorpresa de los murcianos fue Slanina, que, ya integrado en su equipo, fue una pieza clave en el juego pimentonero.

En los primeros cinco minutos del segundo periodo, los de Spahija se aprovecharon de su superioridad en el marcador hasta llegar a conseguir una holgada diferencia de doce puntos. Gran parte del mérito fue, de nuevo, de jugadores interiores como Pietrus, que luchó bajo la canasta y se hizo con cuatro rebotes ofensivos que resultaron claves. No obstante, Hussein volvió a sacar a Dean para que acortase distancias en el momento más crítico del cuarto. Nada más llegar a pista, sumó un triple que reactivó a los suyos, quienes, a pesar de la intensidad de su rival, consiguieron llegar al descanso 40-44. Para ello, también optaron por explotar a sus jugadores más altos, con buenos pases a Young y Barnes.

En el inicio de la segunda parte, los jugadores del CB Murcia Thomas, Slanina, Dean, Barnes y Fajardo hicieron una exhibición de juego de equipo. No les bastaron ni tres minutos para ponerse por delante de nuevo y la clave fue el rebote de los más altos en defensa. En cuanto al ataque, en realidad, lo que destacó de este tercer cuarto, no tuvo que ver con puntuaciones. De hecho, el parcial fue 14-12, pero resultó importante en cuanto a que devolvió la confianza tanto a los locales como a su afición.

En el último periodo, dado que la base de la que se partía era 54-56, cualquier cosa podría haber pasado. De hecho, este último cuarto consistió en un tira y afloja entre dos conjuntos muy igualados. De nuevo, faltaron puntos, y, sin embargo, no faltó espectáculo. El Pamesa demostró su calidad en los minutos finales y, aunque con mucho esfuerzo, consiguió imponerse por 68-75.
fuente

Crónica y estadísticas